Agrandar imagen | Ver tamaño original
La arquitectura de la Casa 28 presenta una extensión del paisaje árido y exuberante del Bioma Cerrado. Una familia que buscó tranquilidad y conexión con este refugio urbano se decidió ubicar a 10 minutos del Congreso Nacional de Brasilia. El sitio con un área de 7000 m2 permitió construir 850 m2 sobre el terreno. Los jardines impregnan la volumetría y generosas ventanas de madera y vidrio conectan la experiencia al paisaje. Una variedad de perspectivas se revelan cuando se camina por la casa. Los ambientes tienen diferentes alturas y confirman que una jerarquía espacial. Extensas paredes, recubiertas de mortero de polímeros, definen espacios fluidos y las aberturas posicionadas en todas las direcciones son parte de las zonas de estar. Grandes ventanas están en su mayoría situadas en sentido Poniente y Norte-Sur. Esta orientación permite un efecto dramático de la luz natural durante el amanecer y el atardecer, además permite vistas abiertas en la casa. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir