Agrandar imagen | Ver tamaño original
EMBT ha lanzado su propuesta para el proyecto de estudio Scali Milano, que invitó a cinco equipos arquitectónicos -EMBT, Stefano Boeri, MAD architects, y Cino Zucchi Architetti- a reimaginar los ferrocarriles abandonados de Milán. Con una consulta pública en toda la ciudad se definieron las prioridades para siete scali (estaciones de tren). Scali Milano fue iniciada por FS Sistemi Urbani, en colaboración con la Municipalidad de Milán y la Región de Lombardía, y tiene como objetivo transformar más de un millón de metros cuadrados de zonas contaminadas en zonas urbanas mejoradas. La propuesta del EMBT, titulada Miracoli a Milano, "se centra en la importancia del agua como medio para conectar la ciudad con su población, naturaleza e historia". Cada uno de los siete distritos ferroviarios tiene su propio carácter: "algunos de los scali serán destinados a programas de cultural, el diseño y la moda, mientras que otros están zonificados para empresas jóvenes y start-ups". Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir