El sitio web de arquitectura más leído en español
i

Regístrate ahora y empieza a guardar tus proyectos y fotos favoritas, organizados a tu modo.

Regístrate ahora y guarda el contenido de ArchDaily

i

Encuentra los mejores productos para tus proyectos en nuestro catálogo de productos.

Revisa el catálogo de productos.

i

Instala la extensión de Chrome de ArchDaily y encuentra inspiración en cada ventana de tu navegador. Descárgalo aquí »

i

En todo el mundo, arquitectos están encontrando maneras geniales para reutilizar edificios antiguos. Haz clic aquí para ver las mejores remodelaciones.

¿Quieres ver los mejores proyectos de remodelación? Haz clic aquí.

i

Navega a través de edificios inspiradores con nuestra selección de videos en 360. Haz clic aquí.

Revisa nuestros inspiradores videos en 360​. Haz clic aquí.

Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos
Navega entre artículos utilizando tu teclado
  1. ArchDaily
  2. Obras
  3. Arquitectura Residencial
  4. España
  5. Ricardo Bofill Taller de Arquitecturas
  6. 1968
  7. Clásicos de Arquitectura: El castillo de Kafka / Ricardo Bofill Taller de Arquitecturas

Clásicos de Arquitectura: El castillo de Kafka / Ricardo Bofill Taller de Arquitecturas

  • 13:00 - 5 Agosto, 2017
  • por
  • Traducido por Isadora Stockins
Clásicos de Arquitectura: El castillo de Kafka / Ricardo Bofill Taller de Arquitecturas
Clásicos de Arquitectura: El castillo de Kafka / Ricardo Bofill Taller de Arquitecturas, © Ricardo Bofill
© Ricardo Bofill

Posado sobre un terreno con vistas a la costa mediterránea española, se encuentra una estructura extraña que fácilmente podría ser confundida con una gran pila de bloques olvidados. El castillo de Kafka, construido en 1968, fue uno de los primeros proyectos realizados por Ricardo Bofill, un arquitecto posmoderno español conocido por edificios de apartamentos tan monumentales como fueron provocativos. Mientras que su obra posterior se entregó al historicismo posmoderno, el castillo modular y matemáticamente derivado de Kafka era un rompimiento descarado de cualquier tradición local o global, tanto ahora como fue en los años 60.

© Ricardo Bofill © Ricardo Bofill © Ricardo Bofill Una vez que la maqueta del Castillo de Kafka fue completado, RBTA logró condensar toda la información de construcción necesaria en sólo cinco dibujos. Imagen © Ricardo Bofill + 19

© Ricardo Bofill
© Ricardo Bofill
Con instalaciones que incluyen una piscina, bar, y varios restaurantes, el Castillo de Kafka es a menudo referido no como un complejo de apartamentos, sino como un resort. Imagen © Ricardo Bofill
Con instalaciones que incluyen una piscina, bar, y varios restaurantes, el Castillo de Kafka es a menudo referido no como un complejo de apartamentos, sino como un resort. Imagen © Ricardo Bofill

Ricardo Bofill, nacido en Barcelona en 1939, estudió arquitectura en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de su ciudad natal y en la Universidad de Genève en Suiza antes de regresar a España para comenzar su práctica. Fundó en 1960 un equipo multidisciplinario llamado Taller de Arquitectura y, a finales de la década, había diseñado varios complejos de apartamentos. Cada proyecto de Ricardo Bofill Taller de Arquitectura [RBTA] exploró un tema común: el efecto del diseño espacial en la interacción humana [1]. Bofill también demostró una predilección hacia referencias poéticas y literarias en su obra, el Castillo de Kafka incluido. [2]

En El Castillo, una novela inacabada publicada después de la muerte de su autor, Franz Kafka, un protagonista conocido solamente como K llega a un pueblo dominado, visual y gubernamentalmente, por un castillo cercano. K afirma haber sido designado como agrimensor por los gobernantes del castillo, pero según lo narrado en la historia, sus intentos de ser reconocido por esta autoridad inaccesible se lanzan en contra de la obstinación de los aldeanos y los arrogantes funcionarios locales. Aunque no está escrito, el final que Kafka tenía previsto vería a K finalmente recibir un permiso para permanecer, pero sólo después de que el agotamiento de sus esfuerzos literalmente lo hayan dejado en su lecho de muerte. [3]

Cada aspecto del diseño del Castillo, incluyendo su ubicación, está dictado por fórmulas matemáticas. Imagen © Ricardo Bofill
Cada aspecto del diseño del Castillo, incluyendo su ubicación, está dictado por fórmulas matemáticas. Imagen © Ricardo Bofill

Dado su aspecto fragmentado, no es inmediatamente discernible porqué Bofill escogería nombrar el castillo de Kafka por una novela que retrata la burocracia llevada a sus extremos lógicos. Esto podría ser simplemente una denominación irónica, pero el hecho es que hay un método para la aparente locura en el diseño del edificio. La distribución de las numerosas unidades estructurales cúbicas que componen el castillo no es aleatoria, sino dictada por varias ecuaciones: una determina cuántos módulos conectan los dos núcleos de circulación, mientras que otro determina la altura de las espirales de las unidades que se envuelven alrededor de los ejes. Las ecuaciones se aplican a cada núcleo vertical y sus resultados se combinan en un único edificio, la síntesis de los dos creando condiciones espaciales únicas que reflejan los cálculos meticulosos de los que se derivaron.[4]

© Ricardo Bofill
© Ricardo Bofill
Los cambios de elevación marcaron los límites entre los módulos dentro de cada unidad de apartamento. Imagen © Ricardo Bofill
Los cambios de elevación marcaron los límites entre los módulos dentro de cada unidad de apartamento. Imagen © Ricardo Bofill

Junto con los apartamentos residenciales, el Castillo de Kafka incluye una piscina, sauna, bar y varios restaurantes. En este sentido, aunque su diseño formal fue una clara ruptura con la tradición española, el complejo no es programáticamente atípico. El concepto de módulos habitacionales agrupados alrededor de un núcleo vertical no era también único, en el mismo momento en que Bofill diseñaba el Castillo de Kafka, Moshe Safdie estaba utilizando un enfoque similar para su Habitat '67 en Montreal, Canadá.[5]

En total, hay noventa viviendas de apartamentos que brotan de los dos núcleos circulatorios. La mitad de cada unidad está soportada por el mismo ladrillo que compone estos núcleos; la otra mitad, que sobresale hacia el espacio, está sostenida por dos columnas de acero. Las propias unidades están construidas sobre placas de cerámica en voladizo, enmarcadas en madera ligera y cubiertas de estuco. A pesar de que aparecen como elementos independientes conectados a un núcleo central, ninguno de los módulos cúbicos son realmente estructuralmente autosuficientes; su estandarización, sin embargo, permitió una mayor facilidad de construcción. [6]

Una vez que la maqueta del Castillo de Kafka fue completado, RBTA logró condensar toda la información de construcción necesaria en sólo cinco dibujos. Imagen © Ricardo Bofill
Una vez que la maqueta del Castillo de Kafka fue completado, RBTA logró condensar toda la información de construcción necesaria en sólo cinco dibujos. Imagen © Ricardo Bofill

Cada apartamento consta de una agrupación de múltiples cubos, cada uno de los cuales contiene uno o dos elementos espaciales o programáticos importantes dentro del conjunto colectivo: por ejemplo, un módulo puede contener un cuarto de baño y un dormitorio, mientras que su vecino contiguo contiene las áreas de estar y de comedor. Los diversos módulos de una unidad de apartamento se conectan en alturas variables, trayendo la variedad espacial del exterior dentro de los espacios de vivienda. [7]

La inusual estrategia formal del Castillo mereció un enfoque igualmente inusual en el proceso de construcción. Después de que se produjera una maqueta del diseño, RBTA se puso a trabajar en un nuevo método de presentación, destilando la información tanto como les fuera posible, permitiendo a los constructores comprender lo que se esperaba que construyeran. Gracias a la estandarización dentro de las fórmulas de base del edificio, la firma pudo prescindir de las pilas de dibujos normalmente de rigeur en la práctica arquitectónica y utilizar solamente cinco: un dibujo principal y las imágenes suplementarias aclarando las variaciones de los módulos del apartamento. Cualquier decisión de diseño no especificada en estos pocos documentos se aclaró en el sitio. [8]

© Ricardo Bofill
© Ricardo Bofill

El mundo ha cambiado desde 1968, y el Castillo de Kafka ha cambiado con él. Alguna vez estuvo solo en su cima, ahora la imponente estructura comparte sus alrededores con un vecindario entero de edificios de apartamento y de hogares unifamiliares. Su fachada multifacética, una vez pintada en tonos azules, es ahora un color crema pálido. Pero sea cual fuere el cambio que el tiempo haya traído, el Castillo sigue siendo un objeto de fascinación para aquellos que ven su silueta de forma inusual  contra el cielo español, tan cautivante y misteriosa como el castillo literario por el que está nombrado.

© Ricardo Bofill
© Ricardo Bofill
© Ricardo Bofill
© Ricardo Bofill

Referencias

[1] Sennott, Stephen. Encyclopedia of 20th Century Architecture. New York: Fitzroy Dearborn, 2004. p152.
[2] Kruft, Hanno-Walter, and Ronald Taylor. A History of Architectural Theory: from Vitruvius to the Present. New York, NY: Princeton Architectural Press, 2014. p446.
[3] "The Castle." Encyclopædia Britannica. May 27, 2016. [access].
[4] Sennott, p152.
[5] Kroll, Andrew. "AD Classics: Kafka Castle / Ricardo Bofill." ArchDaily. March 21, 2011. [access].
[6] "Kafka's Castle Apartment building." Ricardo Bofill Taller de Arquitectura. Accessed March 31, 2017. [access].
[7] Kroll.
[8] “Kafka’s Castle Apartment building.”

Ver la galería completa

Ubicación para ser utilizado sólo como referencia. Podría indicar ciudad / país, pero la dirección no exacta. Cita: Fiederer, Luke. "Clásicos de Arquitectura: El castillo de Kafka / Ricardo Bofill Taller de Arquitecturas" [AD Classics: Kafka's Castle / Ricardo Bofill Taller de Arquitecturas] 05 ago 2017. Plataforma Arquitectura. (Trad. Stockins, Isadora ) Accedido el . <https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/877116/clasicos-de-arquitectura-el-castillo-de-kafka-ricardo-bofill-taller-de-arquitecturas> ISSN 0719-8914