Agrandar imagen | Ver tamaño original
Desde la introducción del café en Costa Rica a finales del siglo XVIII, se ha impulsado una economía del grano de oro. El café se ha vuelto parte de la cultura y tradición. Costa Rica es uno de los líderes en la producción de café de especialidad. Se ha destacado por su innovación en el desarrollo de variedades y técnicas de producción pero también por su presencia en los campeonatos de barismo y por la exposición que tiene a nivel mundial como productor.  Sin embargo estamos apenas en los primeros años de ver aparecer cafeterías de especialidad en la capital. Nacen en plena tercera ola donde los usuarios quieren tener claro el origen de los productos y quieren vivir experiencias a través del consumo. La cafetería Artlee es un espacio planteado como un lugar sin pretensiones donde el enfoque es llevar a cabo una experiencia única para introducir a los estudiantes de la zona al consumo de café de especialidad a través de varias preparaciones. La arquitectura minimalista representa la oportunidad de crear un espacio simple y reflejando en este caso el enfoque hacia el Arte Latte donde los materiales, la luz y el espacio dejan el usuario y el café como protagonistas. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir