Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos

El 30% de los nuevos pisos en Barcelona deberán ser vivienda protegida

El 30% de los nuevos pisos en Barcelona deberán ser vivienda protegida

La Generalitat de Catalunya, quien ha acabado aprobando la modificación del Plan General Metropolitano, ha propuesto una nueva medida por la cual el 30% de las viviendas de nueva promoción residencial y de grandes rehabilitaciones de edificios de Barcelona tendrán que destinarse a vivienda social.

Dicho cambio en la regulación se ve respaldado por la Ley del Derecho a la Vivienda del 2007, la cual ya recogía la posibilidad de hacer reservas de protección oficial dentro de la trama urbana. Amparándose en ella, el Conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Damià Calvet, y la alcaldesa de la ciudad de Barcelona, Ada Colau, han explicado que la Subcomisión de Urbanismo ha enmendado una disposición adicional que detalla el período de transición en la aplicación de esta nueva norma.

Palacio de la Generalidad de Catalunya en Barcelona. Image © AndriySadivskyy [Wikipedia bajo licencia CC BY-SA 3.0]
Palacio de la Generalidad de Catalunya en Barcelona. Image © AndriySadivskyy [Wikipedia bajo licencia CC BY-SA 3.0]

No fue fácil llegar al acuerdo; puesto que hay que remontarse al mes de febrero de 2018 para hablar del inicio de negociaciones. En dicho mes, la proposición en firme fue puesta sobre la mesa en el pleno del Ayuntamiento de Barcelona, impulsada por diferentes colectivos como la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de la ciudad, el Observatori DESC, la ABTS, la FAVB y el Sindicat de Llogaters i Llogateres; siendo finalmente aprobada por unanimidad. Tras un largo proceso de trabajo, hace dos meses se aprobó en Pleno —con los votos en contra de PP y Ciutadans— la modificación del Plan General Metropolitano para incluir vivienda asequible en las nuevas promociones residenciales y grandes rehabilitaciones de toda la ciudad; sólo faltaba que la Generalitat lo aprobara definitivamente. En el comunicado liberado por parte de las plataformas de apoyo, tras la consecuente resolución de la medida, reproducido por Periódico digital Público:

Hoy podemos decir bien alto y orgullosos de la lucha que hay detrás, que ya tenemos el 30% en Barcelona y que ha venido para quedarse y extenderse. Numerosos son los municipios metropolitanos y de más allá que están trabajando en medidas similares: desde las entidades sociales animamos a seguir este camino y próximamente acompañaremos la extensión imparable del 30% en toda Cataluña

Una vez que entre en vigor la reforma, los edificios de más de 600 metros cuadrados situados en suelo urbano consolidado y de obra nueva o de grandes rehabilitaciones, deberán ofrecer el 30% de sus viviendas a precios más asequibles; en otras palabras, por debajo de los de mercado. Con ello, se conseguirá disponer de un total anual de 400 nuevas VPO (Vivienda de Protección Oficial). Si hubiese entrado en vigor la medida allá por el 2007, actualmente existirían en la Ciudad Condal un total de 4.000 viviendas sociales, aparte de 20.000 más en toda la urbe metropolitana.

En palabras de la propia alcaldesa Colau a Público, esta medida pone fin a los “límites de la especulación desatada” y es “un mensaje muy claro al sector inmobilario”, del cual comenta que es “legal y legítimo, pero debe actuar desde la corresponsabilidad”. 

La nueva regulación permitirá que la ciudad gane unas 334 viviendas públicas anuales, a las que podrán aspirar el 75% de los barceloneses por sus ingresos. Se calcula que el alquiler medio para un piso de unos 80 m2 será de 510 euros al mes; mientras que la compra sería por unos 136.000 euros, en base a los precios estipulados por la Generalitat. 

© Maciek Lulko
© Maciek Lulko

Todos los promotores que hayan registrado solicitudes de licencia hasta la fecha, quedan exentos de reservar este 30%; lo que ha provocado que en los últimos meses haya un alud de peticiones para evitar su implantación. Tampoco se les aplicará a aquellos que adquirieron un solar después del 30 de junio de 2016, porque se estima que para ellos la operación sería inviable, económicamente hablando. No obstante, en el caso de los adquiridos durante el primer semestre de 2016, se estudiará individualmente si la operación es viable económicamente para el promotor. Si lo es, se deberá reservar igualmente el 30% de techo para viviendas de protección oficial; pero si se demuestra que la operación no fuese viable, el promotor quedará exento de esta obligación.

Vía Público.

Sobre este autor/a
Cita: Borja Fernández. "El 30% de los nuevos pisos en Barcelona deberán ser vivienda protegida" 04 ene 2019. Plataforma Arquitectura. Accedido el . <https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/907623/el-30-percent-de-los-nuevos-pisos-en-barcelona-deberan-ser-vivienda-protegida> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.