Agrandar imagen | Ver tamaño original
El edificio se encuentra en un lote céntrico de la ciudad de Rosario, en medio de una heterogeneidad formal y material, producto de la cambiante política de regulación urbana. El nuevo código de edificación restringe la altura y el mercado demanda la mayor optimización del suelo. El proyecto pretende abordar una respuesta arquitectónica a un requerimiento estrictamente comercial. El proyecto busca una cualidad contextual desde el interior y no solamente en relación a su inserción en la trama. Para dar respuesta a esto, los balcones de los 18 departamentos están concebidos dentro de la masa construida para generar un espacio intermedio abierto pero con estrecho vínculo al espacio doméstico. La fachada se constituye en un filtro de la ruidosa calle y calibra las relaciones  visuales. El volumen se resuelve asumiendo condiciones objetuales, producto de la baja altura de los linderos pero entendiendo que el código urbano busca la consolidación de la manzana. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir