Agrandar imagen | Ver tamaño original
Después de seis años desde el desarrollo del proyecto hasta su construcción final, Casa Colibrí se alza en un terreno con impresionantes vistas hacia el sur de la ciudad. La topografía del terreno acentúa las perspectivas, y se vuelve la condicionante principal para la ubicación de cada uno de los volúmenes que conformarán el proyecto. Formalmente, Colibrí está configurado por tres cajas que se acentúan y se conectan entre sí a través de un patio, el que permite a cada volumen ser independiente pero al mismo tiempo complementario y donde la brutalidad del concreto aparente se realza con el paisaje natural y salvaje del lugar. Este proyecto se concibe desde un principio en fases, donde cada uno de los volúmenes que componen al conjunto se podrán ir construyendo durante el transcurso del tiempo adaptándose a las necesidades del cliente durante cada etapa. Así encontramos: el primer volumen conformado por el estacionamiento y el cuarto de máquinas; el segundo prisma siendo el más grande en tamaño, alberga los espacios públicos de una casa -cocina, comedor, sala- así como un dormitorio en el mezzanine. Por último, una vez construido el tercer volumen, el dormitorio de la segunda caja se convierte en un estudio, y el nuevo volumen entonces alberga el espacio privado del conjunto conformado por dos recámaras completas con vistas a todo el jardín. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir