Agrandar imagen | Ver tamaño original
El proyecto responde a la necesidad de ampliar una residencia de ancianos realizada por CSO Arquitectura en 2005, ubicada en Camarzana de Tera (Zamora). El nuevo edificio ha conseguido ser el primer edificio hospitalario-geriátrico certificado Passivhaus de España, y uno de los primeros quince del mundo. El diálogo con la residencia existente fue la primera premisa que se debía cumplir en el proyecto. El edificio funciona a modo de zócalo de la residencia antigua, semienterrado, con una serie de patios asociados a los usos del edificio. Estos patios se abren y dialogan con la residencia inicial, de tal forma que el edificio desaparece fundiéndose con el jardín. El programa se distribuye en tres bandas programáticas atadas por un pasillo longitudinal, todas ellas orientadas a sur. La primera banda acoge funciones de día y tiene adosado un invernadero en la cristalera norte, que sirve, por un lado, para mejorar las condiciones térmicas y por otro como zona de cultivo de hortalizas para los residentes. Las dos bandas restantes están compuestas por dormitorios, orientados a sur igualmente, disponiendo de una terraza propia con salida al patio común.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir