Ingrid Moye: "La vivienda social en México se hace ignorando su más valioso sentido: el refugio del ser humano"

Ingrid Moye: "La vivienda social en México se hace ignorando su más valioso sentido: el refugio del ser humano"

Casa Kaspé / Zeller & Moye. Image © Dane Alonso Casa Verne / Zeller & Moye. Image © Omar Muñoz Zeller & Moye diseñan instalación inspirada en el contexto suburbano de la Ciudad de México para Design Week México. Image © Omar Muñoz Casa Hilo / Zeller & Moye. Image © Jaime Navarro + 6

La Jornada de Sana Distancia en México comenzó el 23 de Marzo de 2020, pero un par de semanas antes, aún ante la recomendación del Gobierno Federal de continuar actividades de manera normal, en redes sociales ya se leía a personas que optaban por replicar el modelo europeo y autoaislarse. Inmediatamente, algunos estudios de arquitectura tomaron la decisión de cerrar sus espacios físicos y trasladarlos al modelo de trabajo remoto, a algunos otros, les tomó más semanas. Sin embargo, este momento de distanciamiento social y físico (espacial) se vive diferente en cada hogar. En los meses que se ha desarrollado esta pandemia se han evidenciado no solo la inequidad hacia las necesidades básicas en zonas urbanas y densas, sino también la fragilidad de cómo se ha establecido el orden social. Ya sea a escala macro o micro, todas estas experiencias suceden y se ven influenciadas por el entorno construido, transformando a la arquitectura en juez y parte de la ecuación. 

Desde ArchDaily hemos dado seguimiento a todos aquellos proyectos, iniciativas y artículos que relacionan el COVID-19 y la arquitectura. Creemos que esta pandemia puede arrojar acciones positivas y concretas en diversas líneas de trabajo teórico y práctico –en vivienda, espacio público, procesos participativos, entre otros– dentro del espectro arquitectónico. Es por eso que ahora –como parte de una colaboración con las arquitectas mexicanas Mariana Ríos y Leticia Lozano de MACIA ESTUDIO–, lanzamos la serie Reflexiones COVID-19 dirigida a arquitectas mexicanas, la cual surge para entender cómo se ha transformado la práctica arquitectónica en México en las últimas semanas frente a esta situación, y cuáles han sido las reflexiones personales que se traducirán a lo colectivo para crear el nuevo normal de la práctica arquitectónica. En esta ocasión, conocerás las reflexiones de Ingrid Moye, co-fundadora de la oficina Zeller & Moye, un estudio de arquitectura que opera con un enfoque interdisciplinario y global, con bases en la Ciudad de México y Berlín.

Oficina Zeller & Moye. Image © Marc Goodwin
Oficina Zeller & Moye. Image © Marc Goodwin

Nos  gustaría  que  nos  contaras  un  poco  sobre  si  antes  del  distanciamiento  social  se  fomentaba  la  cultura de  homeoffice  en  tu  despacho,  ¿qué  tan  complejo  fue  tomar  la  decisión  de  cerrar  físicamente?  y  ¿cuáles son  las  herramientas  y/o  plataformas  para  trabajar?

Ingrid Moye: Ambos socios (Christoph y yo), estamos muy acostumbrados al trabajo remoto ya que tenemos una sede en Berlin. Es por eso que siempre hemos viajado frecuentemente y realizado proyectos en sitios remotos. Para lograr llevar estos proyectos hemos utilizado diversas herramientas de comunicación que nos han permitido acortar distancias de interacción con clientes, consultores, especialistas, provedores y colaboradores. Gracias a que esto ha sido una forma "normal" de trabajar, la situación de la contingencia no ha traído cambios significativos.

En Zeller & Moye, hemos estado muy atentos a la pandemia global desde que inició en China, gracias a esto hemos ido implementando medidas paso a paso y muy a tiempo. Tomamos la decisión de migrar al equipo por completo a homeoffice, desde una semana antes del anuncio oficial en México y creemos que fue un buen momento. Hasta ahora la forma de trabajo a distancia nos ha funcionado bastante bien. Usamos mucho ZOOM para juntas y estamos diario muy cercanos a todo nuestros colaboradores. Hemos notado incluso una mejora en la eficiencia de nuestro trabajo al evitar recorridos que a veces son innecesarios; además estamos muy conscientes del beneficio al medio ambiente. Estamos incluso considerando el adoptar algunas de estas medidas para la etapa post COVID-19.

Casa Hilo / Zeller & Moye. Image © Jaime Navarro
Casa Hilo / Zeller & Moye. Image © Jaime Navarro

¿Qué  tanto  se  conocían  los  hábitos  de  movilidad  así  como  las  dinámicas  familiares  del  equipo?  ¿Se tomaron  medidas  especiales  para  las  personas  con  hijos?

IM: A pesar de que la mayor parte del equipo siempre ha estado físicamente con nosotros –y en horarios completos– hemos mantenido flexibilidad para colaboradores tanto con hijos, como quienes tienen familias fuera de la ciudad o que buscan una forma de vida diferente. Organizando bien el trabajo y teniendo una buena comunicación, esto nos ha llegado a funcionar. Algunos de nuestros colaboradores pasaban hasta más de dos horas en transporte público, lo cual es algo común en esta ciudad. Sin embargo, vemos al trabajo remoto en tiempos del COVID-19 como una forma de trabajo que podríamos seguir implementando, para mejorar la calidad de vida.

¿Cómo se asume el trauma colectivo y qué medidas se están tomando dentro del ambiente de trabajo? ¿Cómo consideran que los parámetros de la NOM35 se pueden trasladar al trabajo desde casa?

IM: Por suerte nuestro ritmo de trabajo no ha bajado y esto ayuda psicológicamente a todos ya que estamos muy activos. Quizás el aislamiento social pueda significar una crisis, pero yo lo veo al contrario, como una bien merecida etapa de reflexión e introspección que nos lleven a un cambio positivo como seres humanos, como arquitectos y sobre todo en nuestra relación con el medio ambiente.

Casa Kaspé / Zeller & Moye. Image © Dane Alonso
Casa Kaspé / Zeller & Moye. Image © Dane Alonso

¿Cuál  es  el  estado  de  los  proyectos  que  tienen  a  cargo  y  cómo  planean  darle  continuidad?  ¿Qué actividades  laborales  no  han  podido  realizar?  Y,  en  caso  de  proyectos  cancelados,  ¿qué  estrategias  están tomando  para  continuar  generando  ingresos?

IM: Al igual que a muchos de nuestros colegas, algunos de los proyectos que estábamos por iniciar se han pausado, por su puesto esperamos retomarlos en cuanto la situación mejore. Por el momento seguimos desarrollando los proyectos que ya teníamos a cargo de forma bastante fluida, también estamos muy en contacto –por medio de distintos canales– con nuestros clientes y equipos. Hemos podido dedicarle más tiempo a aspectos de diseño, a cuestionarlos; y esto nos está dando buenos resultados.

Tenemos varios proyectos en obra, los cuales han parado por indicación gubernamental. Con estos proyectos decidimos aprovechar el tiempo de pausa para adelantarnos a resolver temas técnicos y constructivos, que de otra forma se irían resolviendo a la par de la construcción. Nos está permitiendo darle más atención a ciertos temas que mejorarán los proyectos y que harán más eficiente su construcción en cuanto se reanuden. Nos sentimos tranquilos y sólidos. La práctica de arquitectura es muy vulnerable a la economía y es esencial estar siempre preparados para librar momentos económicos difíciles.

De  las  modificaciones  laborales,  ¿qué estrategias creen que se implementarán de forma permanente? y ¿qué  reflexiones personales consideras que se traducirán a la práctica diaria del despacho?

IM: Me parece que el mantenernos flexibles en cuanto a formas de trabajo es importante ahora y siempre, para poder adaptarnos a cambios de todo tipo que vengan en el futuro. El impacto positivo que esta pandemia trae al medio ambiente me parece uno de los aprendizajes más importantes. Estamos ya muy conscientes de cómo podemos disminuir trayectos o viajes innecesarios a través de la tecnología, para disminuir nuestra huella; y al mismo tiempo hacer más eficiente nuestro trabajo.

Casa Verne / Zeller & Moye. Image © Omar Muñoz
Casa Verne / Zeller & Moye. Image © Omar Muñoz

Con  base  en  tu  reflexión  doméstica  personal,  ¿cuál  sería  la  responsabilidad  del  arquitecto  o  arquitecta para  abordar  temas  permanentes  en  la  vivienda  social  mexicana  tales  como  el  hacinamiento,  la habitabilidad  y  la  calidad  de  la  vivienda?

IM: La pandemia nos ha mandado a todos a casa, y esto ojalá ayude a que la sociedad la revalorice como el corazón de nuestra sociedad. Creo importante considerar los conceptos de flexibilidad, adaptabilidad y expansión en el diseño de la vivienda social; para que sea adaptable a los cambios y demandas familiares, que en especial en México son tan comunes. Pero más allá de la adaptabilidad de la vivienda, creo en la habitabilidad de esta; debe de ser hecha para acoger y fomentar el crecimiento espiritual del habitante. La vivienda social en México se hace normalmente pensando en números y estrategias políticas, ignorando su más valioso sentido: el refugio del ser humano.

¿Qué cambios has tenido en torno a tus relaciones interpersonales (familia, amigos, colegas) que se reflejarán en lo social y en lo colectivo?

IM: Veo a esta etapa como una oportunidad de dedicarle tiempo de valor a mis relaciones más cercanas, sin importar dónde estén. Creo que no estar físicamente nos ayuda a escuchar y a estar más cercanos de otra forma. Para mí ha sido una etapa de un menor uso de redes sociales, he optado por llamar por teléfono o video, lo cual ha fortalecido muchos de mis lazos. También es una etapa importante para la soledad, que es importantísima.

Zeller & Moye diseñan instalación inspirada en el contexto suburbano de la Ciudad de México para Design Week México. Image © Omar Muñoz
Zeller & Moye diseñan instalación inspirada en el contexto suburbano de la Ciudad de México para Design Week México. Image © Omar Muñoz

¿Cuál  sería  tu  aportación  para  un  cambio  de  paradigma  en  relación  al  diseño  de  espacios  públicos (calles,  banquetas,  plazas,  parques,  etc.)  enfocado  en  las  personas?

IM: Como lo conceptualiza Walter Benjamin: ‘las calles son la vivienda de lo colectivo’. Tal como adecuamos nuestra vivienda a nuestras necesidades domésticas, el espacio público debe de adecuarse también como una extensión de la misma vivienda. En específico en la Ciudad de México es muy importante acortar los largos trayectos que recorren la mayoría de los mexicanos para llegar a sus trabajos, que a veces es hasta de tres horas. Estos trayectos suelen ser agotadores y por supuesto focos de contagio de enfermedades. Creo imprescindible el que existan más y mejores pulmones verdes dentro y a lo largo de la ciudad, que no solo ayuden al medio ambiente, sino que también ofrezcan –sin comercio ni entretenimiento–, un desahogo físico y mental de la abrumadora ciudad.

¿De  qué  forma  están  trabajando  con  el  tema  de  la  materialidad  de  sus  proyectos  ahora  que  estamos trabajando  de  forma  remota?  ¿cómo  ha  sido  la  relación  con  los  proveedores,  utilizan  catálogos  online?

IM: Trabajamos con proveedores por correos y video-llamadas. Hacemos referencia a materiales por medio de fotografías o imágenes, incluso de muestras físicas que compartimos vía correo físico, tomando en cuenta consideraciones de higiene. Para cada proyecto hacemos una investigación específica de materiales y cada proyecto tiene su propio catálogo. No buscamos estandarizar soluciones ya que para nosotros la materialidad deriva del concepto específico de cada proyecto.

-

Te invitamos a revisar la cobertura de ArchDaily sobre el COVID-19, a leer nuestros consejos y artículos sobre productividad en el trabajo desde el hogar, y conocer las recomendaciones técnicas para un diseño saludable para tus proyectos futuros. También recuerda revisar los últimos consejos e información sobre el COVID-19 en el sitio web de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Galería de Imágenes

Ver todo Mostrar menos
Sobre este autor/a
Cita: Mónica Arellano. "Ingrid Moye: "La vivienda social en México se hace ignorando su más valioso sentido: el refugio del ser humano"" 12 may 2020. Plataforma Arquitectura. Accedido el . <https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/939353/ingrid-moye-la-vivienda-social-en-mexico-se-hace-ignorando-su-mas-valioso-sentido-el-refugio-del-ser-humano> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.