Agrandar imagen | Ver tamaño original
El propietario, con más de 30 años de experiencia, ya que ha estado inmerso en la cultura del té desde la infancia, quiere compartir el maravilloso té taiwanés con diferentes grupos de personas de diferentes maneras. Es por eso que se le ocurrió la idea de tener un espacio donde la cultura del té de Taiwán pueda extender sus raíces. Teniendo en cuenta la intención del propietario, proponemos establecer un área de tostado de té en el primer piso, donde los invitados se sentirán atraídos por la fragancia mientras observan su preparación. Hay una zona de descanso justo al lado del área de tostado, para que los huéspedes puedan estar en medio del olor persistente de la cocción de carbón y el té. Para introducir más naturaleza en el espacio, abrimos el patio trasero, antes cerrado, y plantamos árboles en el frente y detrás de la casa. Tomar una taza de té aquí se convertirá en una ceremonia para mimar los cinco sentidos, desde hermosas vistas hasta agradables experiencias de sabor, tacto, sonido y olfato. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir