Manifiesto por la reorganización de la ciudad tras el COVID-19

Manifiesto por la reorganización de la ciudad tras el COVID-19

Contextualizado dentro de la actual pandemia -y la trágica experiencia que esta ha significado para los países de todo el mundo-, el Manifiesto por la reorganización de la ciudad tras el COVID-19, expresa la fuerte preocupación de los profesionales con respecto al futuro de las ciudades en el período post pandemia. El texto, un documento crítico centrado en la ciudad de Barcelona –aunque extrapolable a la mayoría de las ciudades occidentales- ha sido redactado por Massimo Paolini, teórico de la arquitectura y miembro de Political Ecology Network (POLLEN). En él se enumeran las problemáticas que afectan a nuestros centros urbanos y se evidencian datos alarmantes, solicitando la toma de medidas urgentes y drásticas.

Dirigido a Ada Colau, la Alcaldesa de Barcelona, el manifiesto sugiere que la etapa post-COVID19 es una oportunidad única para impulsar medidas permanentes para devolver la ciudad a las personas, reorganizar la movilidad, (re)naturalizar y desmercantilizar la ciudad e impulsar el decrecimiento urbano. La crisis climática, la contaminación atmosférica, el incremento de las desigualdades, la pérdida de una gran cantidad de adultos mayores y la amenaza de las políticas de control social son algunos de los aspectos que han aflorado fuertemente en los últimos tiempos y que requieren de medidas ejecutadas con la rapidez propia de una emergencia.

La pandemia COVID19 y la experiencia del confinamiento han evidenciado la urgencia de cambios profundos en la organización de la ciudad. Para hacer frente a futuras pandemias y contrarrestar la grave crisis climática que afecta al planeta es impostergable sustituir la mercantilización de la ciudad por la centralidad de la vida en todas sus formas.

Los firmantes, entre los que se encuentran la socióloga, escritora y profesora Saskia Sassen, el filósofo, poeta y ensayista Jorge Riechmann, el economista Alberto Acosta, el antropólogo Manuel Delgado y otros eruditos de todo el mundo demandan, a través del manifiesto, la realización de cambios estructurales profundos en la organización de las urbes que sustituyan la actual mercantilización de la ciudad, de sus habitantes y de la naturaleza por la defensa de la vida en todas sus formas y la igualdad de oportunidades, proponiendo que se realicen las siguientes medidas de manera urgente:

Reorganización de la movilidad, reducción drástica de la contaminación, reapropiación de la calle

  • Reducir drásticamente y de forma inmediata el uso del automóvil privado y las motocicletas en la ciudad, con el objetivo de reducir de manera importante y a corto plazo la contaminación.
  • Centrar la movilidad urbana en la bicicleta, ofreciendo ayudas públicas a cada persona para adquirir una bicicleta. Organizar aparcamientos para bicicletas en todas las calles. Ampliar el actual sistema de bicicletas públicas.
  • Impulsar la organización en tiempos breves de una red de transporte público altamente eficiente y no contaminante que cubra todos los barrios de la ciudad y el área metropolitana.
  • Implementar medidas temporales para poder mantener el distanciamiento físico (2 metros), dedicando la calzada a las personas y manteniendo los carriles bici. Tras las medidas temporales peatonalizar progresivamente la totalidad de la ciudad, inviertiendo el concepto ‘acera’.
  • Favorecer el juego infantil en las calles y plazas.
  • Limitar el ruido de la ciudad debido al transporte. Electrificar la totalidad de los vehículos municipales, especialmente los vehículos de recogida de residuos con la finalidad de reducir, además de la contaminación, el ruido en la ciudad. Con respecto al automóvil eléctrico privado, consideramos que no es la solución para los problemas ambientales.

(re) naturalización de la ciudad para garantizar la salud y el bienestar humano e incrementar la biodiversidad urbana

  • Incrementar de manera importante la superficie destinada al verde urbano, hasta llegar a corto plazo a los niveles de otras ciudades europeas (25-30 m2/habitante) y luego incrementarla sensiblemente.
  • Plantar árboles formando canopias y creando amplias zonas de sombra que regulen el microclima.
  • Reducir drásticamente la cantidad de asfalto, sustituyéndolo por materiales porosos que permitan la filtración del agua en el terreno y, sobre todo, dejando amplias porciones de tierra en las plazas y las calles,
  • Destinar los vacíos urbanos a la creación de áreas verdes sin asfalto y huertos urbanos tanto comunitarios como particulares.
  • Reducir la contaminación lumínica en toda la ciudad.
  • Impulsar la biodiversidad, tanto vegetal como animal, creando ecosistemas urbanos. Prever corredores ecológicos. (Re)naturalizar profundamente la ciudad.
  • Prever fuentes de agua potable de alta calidad en toda la ciudad con la finalidad de reducir drásticamente, y luego eliminar, la venta de agua embotellada.

Desmercantilización de la vivienda

Para cumplir con el artículo 47 de la Constitución Española:

  • Garantizar que cada persona, sin exclusión, pueda tener una casa en tiempos breves. Aplicar el modelo finlandés Housing First.
  • No sólo limitar, sino reducir los precios actuales de los alquileres (también para evitar cualquier fenómeno de gentrificación verde)
  • Reducir drásticamente el número de pisos turísticos, devolviéndolos al parque de vivienda de alquiler. 
  • Impulsar la vivienda pública, incrementando drásticamente su presencia en el parque de vivienda de alquiler.
  • Garantizar que cada persona mayor pueda seguir viviendo en su hogar, recibiendo los servicios asistenciales domiciliarios que le permitan mantener su independencia.

Decrecimiento

  • Impulsar el decrecimiento económico a través de una drástica reducción del consumo. Impulsar la economíal social y local, la economía cooperativa, los pequeños comercios, etc.
  • Eliminar los cruceros, responsables del turismo masivo y de parte de la contaminación.
  • Mantener las actuales dimensiones del aeropuerto, impidiendo ampliaciones e impulsando su reducción.
  • Impulsar el decrecimiento turístico.
  • Rechazar la construcción de nuevos museos, cuya principal finalidad es aumentar los negocios en el ámbito turístico y contribuir a la mercantilización de la ciudad.
  • Impulsar seriamente la reducción del consumo de energía en los edificios, tanto públicos como privados, y la reutilización de los materiales de construcción.
  • Eliminar cualquier inversión para promover la ‘marca Barcelona‘, contrastando con energía la mercantilización de la ciudad, de sus habitantes, de la naturaleza.

Puedes acceder a la versión completa del manifiesto a través del siguiente enlace.

Te invitamos a revisar la cobertura de ArchDaily sobre el COVID-19, a leer nuestros consejos y artículos sobre productividad en el trabajo desde el hogar, y conocer las recomendaciones técnicas para un diseño saludable para tus proyectos futuros. También recuerda revisar los últimos consejos e información sobre el COVID-19 en el sitio web de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Galería de Imágenes

Ver todo Mostrar menos
Sobre este autor/a
Cita: Belén Maiztegui. "Manifiesto por la reorganización de la ciudad tras el COVID-19 " 18 jun 2020. Plataforma Arquitectura. Accedido el . <https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/941897/manifiesto-por-la-reorganizacion-de-la-ciudad-tras-el-covid-19> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.