Agrandar imagen | Ver tamaño original
La casa está ubicada en la comuna de Colina, en la periferia de la ciudad de Santiago de Chile, y responde al encargo de un matrimonio de jóvenes doctores. El requerimiento fue resolver una casa y una oficina al mismo tiempo, ya que ellos trabajan remotamente. El programa arquitectónico es muy claro, en la planta baja se ubica el estudio con vistas al jardín, un dormitorio de invitados; además de la cocina, el estar y el comedor. La planta superior acoge los dormitorios del matrimonio y los hijos. Una de las claves fue la integración de la casa al paisaje, una zona semi árida, aspecto que determinó la orientación de la casa, donde los principales recintos tienen sol todo el día. La casa se orienta al norte (sol), siendo la fachada que da a la calle hermética, otorgando privacidad a la familia. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir