Agrandar imagen | Ver tamaño original
Existen muchas maneras de definir la metodología BIM. Una de ellas, habla de un conjunto de procesos que nos ayudan a combinar la geometría de un proyecto con los datos necesarios para completar la totalidad de su ciclo de vida. Podríamos decir que modelar en BIM es como ejecutar la construcción de una manera virtual. Otro aspecto clave es que nos permite trabajar en un entorno colaborativo, ayudándonos a simplificar el flujo de información entre los diferentes agentes y entregando un mayor control de nuestros proyectos.  Cuando pensamos en la ejecución de un proyecto que será construido, uno de nuestros primeros pensamientos es el del impacto económico, y para ello preparamos un presupuesto basado en una serie de mediciones. Este trabajo es largo y existe el riesgo de generar errores que podrían suponer un coste extra en nuestra futura obra. Además, es un trabajo que generalmente se realiza más de una vez, durante las diferentes fases de diseño y de obra.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir