1. ArchDaily
  2. Acupuntura Urbana

Acupuntura Urbana: Las más recientes noticias y obras de arquitectura

Salvad la Ciudad: mapeo colectivo para un diagnóstico urbano de Barranquilla

El Colectivo CitYzens y el semillero de investigación Arkco-CUC de la Universidad de la Costa (CUC) han trabajado en la denominada Plaza de la Paz en pleno centro histórico de la ciudad de barranquilla (Colombia) con un ejercicio de mapeo colectivo: el evento se llevó a cabo el pasado 01 de junio de 2018 en la emblemática Plaza de la Paz, en pleno centro histórico de Barranquilla.

No solo contó con la colaboración de colectivos de arquitectos urbanistas como Colectivo 016, sino que también contó con la participación de decenas de ciudadanos, transeúntes del lugar que se atrevieron a generar un aporte simbólico para "Salvar Barranquilla" escenificando, sus vivencias, identidades, apropiaciones, usos e imaginarios de ciudad en un mapa colectivo.

Todo gran espacio público debe ser espacio para el público pequeño

Jaime Lerner define la acupuntura urbana como una serie de intervenciones de pequeña escala, altamente focalizadas, que tienen la capacidad de regenerar o iniciar un proceso de regeneración de espacios muertos o dañados a su alrededor.

Más que acupuntura urbana, la intervención en la escarpada geografía de la Comuna 13 de Medellín fue una cirugía a corazón abierto, una acción a gran escala orientada al cambio físico y social del que alguna vez fue uno de los barrios más peligrosos de la ciudad más peligrosa del mundo.

Los guías bilingües nos pasean por las escaleras eléctricas que dieron fama mundial a la intervención, mientras en una de las tantas plazas remodeladas un equipo de CNN graba entrevistas a locales y foráneos que por cientos visitan un hasta ayer poco probable destino turístico. Un dron sobrevuela la escena, no sabemos si es de la policía omnipresente, de CNN o de los turistas.

Cómo el proyecto "Espacios de Paz" está transformando los espacios comunitarios en Venezuela

El proyecto “Espacios de Paz” está convirtiendo "zonas de peligro" en "zonas de paz", a través del diseño participativo en zonas violentas del país. Liderado por la oficina venezolana PICO Estudio, el proyecto es el resultado de un taller de seis semanas de duración que involucró a cinco grupos de arquitectos, tanto de Venezuela como a nivel internacional. Cada grupo se centró en el desarrollo de un proyecto en una comunidad específica.

Mediante la transformación de los espacios no utilizados, como solares vacíos y áreas de vertederos no regulados, los proyectos buscan crear "dinámicas sociales que inviten a nuevas formas de convivencia y relaciones en las comunidades, transformar las categorías fundamentales que rigen la vida cotidiana: el uso del tiempo y el espacio". La participación de la comunidad fue clave para la iniciativa.