Materia y Luz: Josep Ferrando en Galería AEDES Berlín

La semana pasada concluyó la exhibición que presentó por primera vez en Berlín el trabajo del arquitecto catalán Josep Ferrando. Una diversidad de proyectos, desde un Club de Golf en Río de Janeiro, hasta un Museo en Finlandia, pasando por un Crematorio en Basel, fueron presentados a través de 12 prototipos construidos con materiales especialmente escogidos, que buscan poner en valor el sentido de la materia. Mediante estos modelos se puede entender claramente la obra arquitectónica como suma de materia y luz, y sus formas dan cuenta de la implicancia de los sistemas constructivos en cada proyecto, ofreciendo ideas y atmósferas diferentes.

“La obra arquitectónica no sólo como obra construida, sino como simbiosis entre la necesidad final de ser habitada y el proceso de llegar a ser”. Josep Ferrando

Si no tuviste la posibilidad de presenciar esta delicada síntesis del trabajo de Josep Ferrando, te invitamos a revisar imágenes y la reseña de la exhibición realizada en la Galería AEDES.

Reseña de la exhibición. En la esencia del proyecto arquitectónico o de la obra construida final reside una dualidad inherente: el lugar y el arquitecto. El lugar se impone en cualquier caso, y somos los arquitectos los que adaptamos nuestro método, nuestra mirada y, con ello, la interpretación personal que prevalecerá durante el proceso. 

© Adrià Goula
© Adrià Goula

Esta dualidad entre lo inamovible de la realidad -el contexto y el territorio-, y la interpretación que hacemos de ella, se aúna en el proyecto y se comprueba finalmente en su construcción.

La obra arquitectónica como suma de materia y luz. El volumen –materia- en tanto que objeto inanimado, silencioso, quieto. Y luz -espacio indefinido-, como vacío delimitado por la materia, vivo, en movimiento, dinámico.

© Adrià Goula
© Adrià Goula

Para llegar a esta simbiosis entre materia y luz, entre la definición del espacio y el espacio habitable, el arquitecto trabaja en un lugar,  con un contexto, en una situación que se le impone y que no puede ignorar, y a la que debe dar respuesta.

Este proceso arquitectónico se gesta a través de los documentos, todo tipo de ellos. Un lenguaje que se genera propio –personal- y concreto –del lugar- que, más allá de servir al arquitecto para construir, origina la creación de un relato que llegará en algunos casos a su objetivo final: que la gente pueda habitar esos lugares y dé cobijo a nuevos y propios relatos.

© Adrià Goula
© Adrià Goula

En mi condición de arquitecto vivo una dualidad entre el oficio y la didáctica; entre la práctica y el método. El proceso alimenta la finalidad última de ser de un edificio, y el edificio construido alimenta al proceso, a la globalidad del proyecto arquitectónico. 

Cómo llegar a un lugar mereció por tanto el mismo mérito que llegar. Porque su interpretación mediante el proceso será más sensible con la condición humana, con el tiempo.

© Adrià Goula
© Adrià Goula

Sin la definición del lleno no habría un vacío habitable. Sin materia no habría luz; no habría, por tanto, vida. Ni arquitectura. Reconocer el lugar y el proceso de adaptarnos nosotros a él nos da la capacidad a los arquitectos de proporcionarle vida. Nos da la oportunidad de reanimar la materia a través de una correcta interpretación de la luz.

LA EXPOSICIÓN
6 Materiales  / 12 Atmósferas. 

La maquetación de varios proyectos arquitectónicos ayuda a demostrar la capacidad del material constructivo de dotar a un espacio de un calificativo específico a través del trabajo de su conformación, composición, textura, color, geometría... Si la materia delimita el vacío que ocupará la luz, el material con el que se escenifica es esencial para conseguir una atmósfera y una sensación específica en el usuario.

© Adrià Goula
© Adrià Goula

Con esta exposición quiere ponerse en valor este sentido de la materia. Además de la forma que adquiere en los distintos proyectos según el sistema constructivo utilizado, se ensalza la aptitud de cada uno de ellos para ofrecer unas ideas propias y atmósferas diferentes. 

Cada material se explica con dos maquetas sobre dos proyectos diferentes. Un proyecto construido y habitado, y otro no construido. Se remarca la importancia tanto de la obra final como del proceso.

© Adrià Goula
© Adrià Goula

Existe una relación directa entre el sistema constructivo y la forma de ser habitado. Podríamos agrupar a los materiales que se presentan aquí en dos grupos según su formación: moldeables (amorfos) y agregables (conformados). El todo conforma las partes o la suma de las partes forma el todo. 

Finalmente, si son clasificados por la manera de ser habitados, podemos observar que un mismo material es capaz de acotar espacios y generar límites claros entre llenos y vacíos que el usuario reconoce con precisión; o difuminar esos límites y fundirse en el paisaje que rodea a la obra arquitectónica.

CRÉDITOS

Concepto de la Exposición: Josep Ferrando
Equipo de trabajo: David Recio, Giulietta Hidalgo, TaeGweon Kim, Cristina Muros, Goun Park, Jordi Pérez
Maquetistas:
Room: Casa en Sant Cugat + Museo en Mänttä
Cumella: Casa en Llerona + Museo en Regensburg
Breinco + www.buit.es: Campus en Tortosa + Banco Tangram
Cosentino + www.buit.es: Crematorio en Basel
Cosentino: Casa en Bescanó
Cricursa: Comisaría en Salt + SESC Riberâo Preto
Pidemunt: Europan en Cerdanyola + Golf Club en Rio de Janeiro
Curator, Project Management Berlin: Beate Engelhorn
Agencia Comunicación: POCH
Catálogo: Marta Poch
El Catálogo ha sido patrocinado por: AEDES e Instittut Ramon Llull
La exposición ha sido patrocinada por: Breinco, Cosentino, Cricursa, Cumella, Lamp, Pidemunt, Room
Fotos: Adrià Goula

Cita:Pola Mora. "Materia y Luz: Josep Ferrando en Galería AEDES Berlín" 28 Aug 2014. Plataforma Arquitectura. Accedido el . <http://www.plataformaarquitectura.cl/cl/626087/materia-y-luz-josep-ferrando-en-galeria-aedes-berlin>
comments powered by Disqus