El sitio web de arquitectura más leído en español
i

Regístrate ahora y empieza a guardar tus proyectos y fotos favoritas, organizados a tu modo.

Regístrate ahora y guarda el contenido de ArchDaily

i

Encuentra los mejores productos para tus proyectos en nuestro catálogo de productos.

Revisa el catálogo de productos.

i

Instala la extensión de Chrome de ArchDaily y encuentra inspiración en cada ventana de tu navegador. Descárgalo aquí »

i

En todo el mundo, arquitectos están encontrando maneras geniales para reutilizar edificios antiguos. Haz clic aquí para ver las mejores remodelaciones.

¿Quieres ver los mejores proyectos de remodelación? Haz clic aquí.

i

Navega a través de edificios inspiradores con nuestra selección de videos en 360. Haz clic aquí.

Revisa nuestros inspiradores videos en 360​. Haz clic aquí.

Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos
Navega entre artículos utilizando tu teclado
  1. ArchDaily
  2. Noticias
  3. Qué nombre ponerle a tu oficina de arquitectura para abrir las puertas al éxito

Qué nombre ponerle a tu oficina de arquitectura para abrir las puertas al éxito

Qué nombre ponerle a tu oficina de arquitectura para abrir las puertas al éxito

Lo más importante que una empresa de arquitectura puede hacer para tener éxito es crear buena arquitectura. Desafortunadamente, hay muchas otras consideraciones para el éxito del negocio, especialmente en nuestro mundo actual que es conducido por las relaciones públicas y la comercialización. Para cada fundador de una oficina de arquitectura, una de las primeras y mayores decisiones que deben tomar acerca de su perfil público es cómo nombrar la empresa.

Atrás han quedado los días en que los arquitectos simplemente nombran su empresa con su propio nombre y venden sus diseños a sus conocidos sociales. Hoy en día, los arquitectos necesitan cortejar a nuevos clientes en un mercado competitivo, y para ello necesitan un nombre que destaque. Para ayudar a los propietarios de nuevas empresas (y a los soñadores a largo plazo) a escoger un nombre eficaz y ocuparse con el importante negocio de la arquitectura, aquí está la lista de ArchDaily de las cosas a considerar cuando nombres tu propia oficina de arquitectura.

1. Eligiendo un nombre original y memorable

Por supuesto, la parte más importante de elegir un nombre es seleccionar algo memorable que esté conectado, de alguna manera, a la propia empresa. Aquí hay dos alternativas principales:

Opción 1: Ponerle a tu oficina tu propio nombre

Usar tu propio nombre como base para el nombre de tu oficina ha llegado a estar fuera de moda recientemente, ya que muchos arquitectos han comenzado a enfatizar la colaboración por sobre el concepto del "héroe-arquitecto" individual. Aunque, desde un punto de vista puramente práctico, no hay nada fundamentalmente malo con este enfoque.

Sin embargo, este enfoque requiere un momento difícil de auto-reflexión entre los propietarios de la empresa, ya que, y esto puede ser difícil de escuchar para algunos, no todos los nombres del mundo son únicos o interesantes. Si su nombre es Juan Pérez o María Rodríguez, este enfoque probablemente no es para usted. Si usted está estableciendo una sociedad, la combinación de dos o más apellidos hace que sea más probable que obtenga un resultado pegadizo, pero para cada combinación tan memorable como Venturi y Scott Brown, hay un Johnston y Lee también (este último consiguió vencer el problema ingeniosamente agregando un primer nombre para crear Johnston Marklee).

Otra opción dentro de este género de nombres es ponerle a la oficina tu nombre y luego usar el acrónimo, el enfoque adoptado por prácticas como BIG y MVRDV. Sin embargo, es importante saber que a veces los nombres reales son más memorables que una serie de letras, por lo que saber si debes utilizar esta técnica o no puede ser una especie de forma de arte.

Elegir un nombre original

Un enfoque cada vez más popular es inventar un nombre desde cero. El beneficio de este enfoque es que te permite construir un derecho de marketing con el nombre de tu empresa, mediante la invención de un nombre que de alguna manera refleja los valores de la práctica. Uno de los ejemplos más tempranos y más conocidos de este enfoque es OMA, la Oficina de Arquitectura Metropolitana.

Si tomas esta alternativa, ten cuidado de evitar clichés o cualquier cosa demasiado forzada. Esta es una oportunidad para que puedas demostrar tu creatividad a tus potenciales clientes, y no quieres caer ante el primer obstáculo.

2. Consideraciones culturales

Considera cómo funciona el nombre en otros idiomas

Si estás planeando ejecutar una práctica local, esto probablemente no te afectará mucho. Pero para aquellos con ambiciones internacionales, sería útil pasar el nombre a través de Google Translate en algunos idiomas primero (o si es posible, preguntarle a la gente que habla esos idiomas). ¡No quieres que tus futuros clientes encuentren tu nombre ofensivo!

3. Consideraciones legales

Revisa que tu nombre no esté tomado

El mundo es un lugar grande, y sólo hay cierta cantidad de nombres posibles. Si tu práctica lleva tu propio nombre, o si tu nombre de invención no es tan original como pensaste, podrías encontrar que otra práctica arquitectónica ya haya tenido la misma idea. Si esa oficina está en el mismo país, esto puede ser un problema serio, ya que en muchos países la empresa más antigua puede obligar legalmente a la nueva a cambiar su nombre para proteger sus intereses comerciales. Sin embargo, dos oficinas en diferentes países con el mismo nombre todavía pueden causar confusión, y la situación debe evitarse si es posible.

4. Consideraciones técnicas

Revisar que el URL está disponible

Uno de los componentes centrales para la comercialización de una empresa en estos días es tener un sitio web de la empresa, y ese sitio web debe ser fácil de encontrar. Es clave revisar que otra empresa de arquitectura no haya tomado ya ese nombre, y además debes asegurarte de que otra empresa (de cualquier tipo) no haya tomado ya la dirección web más razonable para ese nombre.

¡No utilices puntuación o formato inusual!

Hace menos de diez años, extraña y extravagante puntuación empezó a aparecer en los nombres de los proyectos e incluso algunos nombres de oficinas en el mundo de la arquitectura. Afortunadamente, la tendencia parece estar en declive, pero tal vez no lo suficientemente rápido. Las URL se burlarán de tus corchetes inteligentemente colocados y de tu formato de superíndice, y no estamos hablando sólo de tu página web. Si estás planeando publicar tu trabajo en cualquier medio de comunicación en línea, ArchDaily incluido, es probable que se organice usando etiquetado o un sistema similar, y muy posiblemente cada sitio web escribirá el nombre de una manera diferente.

Esta regla se extiende incluso a escribir sobre tu empresa. Si tu nombre incluye puntuación, ¿cómo se supone que los lectores deben saber que la puntuación en el nombre no debe afectar la manera en que se lee la oración en general?

5. Consideraciones de relaciones públicas

Considera tu "nombre corto"

A menos que el nombre de tu empresa ya sea muy corto, es probable que en conversaciones y por escrito, la gente lo acorte por conveniencia. Hay dos maneras principales de hacerlo: abandonando la parte más genérica del nombre o usando un acrónimo. En algunos casos, ambas técnicas podrían utilizarse para la misma oficina, por ejemplo, dependiendo del contexto, "Rogers Stirk Harbour + Partners" podría ser referido simplemente como "Rogers Stirk Harbour" o "RSH + P".

Es una buena idea ejercer algún control sobre esto. Si el nombre de tu empresa es largo, probablemente no hay mucho que puedas hacer para impedir que la gente haga esto, pero puedes plantar la semilla de tu versión preferida, utilizándola en tu sitio web y en cualquier comunicación oficial, como correos electrónicos y comunicados de prensa. Los clientes y los medios de comunicación probablemente adoptarán la versión corta que ya han visto antes.

¿Está claro cómo se pronuncia?

Es fácil olvidar, en nuestro mundo saturado de publicidad, que el boca a boca sigue siendo una de las formas más poderosas de publicidad. El boca a boca se hace aún más efectivo cuando todos están en la misma página sobre cómo pronunciar el nombre de tu empresa.

¡Conoce tu propio nombre!

Esto puede sonar obvio, pero le sorprendería cuántos empleados de "ABC Architects" piensan que el nombre de su firma es intercambiable con "ABC Architecture". Lo mismo ocurre con la capitalización y otros detalles de cómo se escribe el nombre de tu empresa, asegúrate de que cada vez que tu mismo o un empleado escriben el nombre de la empresa, se escriba exactamente lo mismo. Si el nombre de tu empresa tiene una "versión corta", como se indica arriba, asegúrate de que sólo se utilice de tal manera que la versión completa es obviamente la oficial.

6. Siempre hay excepciones

Una vez más: la mejor manera de encontrar el éxito como empresa de arquitectura es hacer buena arquitectura. Es por eso que, incluso con todo lo anterior, todavía hay empresas como Coop Himmelb(l)au o 5468796 Architecture que encontraron el éxito a pesar de sus nombres claramente inusuales. Y, si tu trabajo es lo suficientemente bueno, incluso puedes encontrar gente que se enorgullezca de recordar una serie de números correctamente, o explicar cómo los paréntesis convierten el nombre en un juego de palabras inteligente. Un nombre inusual puede ser un truco de marketing en sí mismo.

Pero llegar a ser conocido lleva tiempo, y mientras estás languideciendo en la oscuridad, tu nombre podría estar obstaculizando tu camino para dar el siguiente paso. Romper las reglas esbozadas en este artículo no es una sentencia de muerte, pero requiere valentía y determinación.

Sobre este autor/a
Rory Stott
Autor

Ver más:

Noticias Artículos
Cita: Stott, Rory. "Qué nombre ponerle a tu oficina de arquitectura para abrir las puertas al éxito" 19 jul 2017. Plataforma Arquitectura. (Trad. Mora, Pola) Accedido el . <https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/873951/que-nombre-ponerle-a-tu-oficina-de-arquitectura-para-abrir-las-puertas-al-exito> ISSN 0719-8914