Arquitectura Hip-Hop: No más defensas para Kanye West

Arquitectura Hip-Hop: No más defensas para Kanye West

Desde la publicación de “Keep Talking Kanye: An Architect’s Defense of Kanye West” me he convertido en un apologista de Kanye poco dispuesto. Cada vez que produce música que nos tienta a llamarlo "genio creativo", lo precede una entrevista o tweet que lo hace parecer todo lo contrario. Invariablemente después de eso, una cadena de mensajes de texto y correos electrónicos con títulos como "solo para irritarte" o "ven a buscar a tu hijo" comienzan a inundar mi bandeja de entrada. Mi respuesta estándar a menudo no es diferente a la de Michael Che en SNL’s Michael Che on Weekend Update: cuando presentó un encabezado de Kanye y con la leyenda "la esclavitud es una opción", el comediante niega con la cabeza y dice simplemente: "¡Paso!" Sin embargo, ahora que Kanye una vez más entró en la esfera del discurso arquitectónico con un nuevo proyecto propuesto llamado "Hogar Yeezy" Me veo obligado a intervenir una vez más con un mensaje más directo.

La tesis central de "Keep Talking Kanye" sigue siendo pertinente. Usar tu postura de celebridad para ayudar a incrementar el atractivo de la arquitectura hacia una audiencia más amplia es excelente para la profesión, especialmente teniendo en cuenta la capacidad de las celebridades para llegar a poblaciones extremadamente sobrepobladas. Esta puede ser la solución de bala de plata más plausible a la continua falta de diversidad, rentabilidad y relevancia cultural de la arquitectura. Sin embargo, hay un gran abismo entre que Kanye se convierta en el héroe de los arquitectos negros y el Kanye que promueva el equivalente arquitectónico de una camiseta de $120.

Inicialmente creímos que las intenciones de Kanye estaban en el lugar correcto después de acordar reunirse con los líderes de la Unión de Estudiantes Africanos Afroamericanos de Harvard GSD en 2013. Imaginábamos en ese momento que la reunión sería un catalizador para reclutar nuevos estudiantes de arquitectura negros y latinos, financiando su educación, invirtiendo en su desarrollo y colaborando potencialmente en diseños que involucrarían directamente a estos jóvenes diseñadores y sus comunidades. Pero la emoción y la esperanza se disiparon rápidamente, aunque muchas conversaciones iluminadas surgieron de ese momento y provocó una ola de información en redes sociales, la reunión en sí no tuvo resultados productivos además de obtener una comprensión más profunda de las frustraciones de Kanye al no ser tomado en serio como diseñador. Aunque sostengo que la primera reacción dentro de la comunidad de la arquitectura a sus aspiraciones de diseño está sesgada con el racismo estructural y el elitismo institucional, todavía tiene que distinguirse de otros diseñadores famosos. Ninguna de sus colaboraciones ha sido hasta ahora con o para grupos desatendidos; en cambio, han estado exclusivamente con ricos diseñadores blancos (un grupo sin necesidad de respaldo adicional) y para sus propios proyectos dirigidos por el ego.

Kanye West at the Harvard Graduate School of Design in 2013. Image via Instagram User dvirnm
Kanye West at the Harvard Graduate School of Design in 2013. Image via Instagram User dvirnm

Inevitablemente, nuestras dos narrativas están conectadas para siempre por ese momento. Para Kanye, dio una legitimidad muy deseada a una agenda de diseño inicialmente ridiculizada por los guardianes de la disciplina. Para mí, se convirtió en un catalizador para mi trabajo en la arquitectura Hip-Hop, un tema al que había estado expuesto originalmente en Cornell a mediados de la década de 1990 y había considerado explorar más a fondo. Aunque otros en el campo han basado gran parte de su argumento en las conexiones de celebridades casuales con la arquitectura, mi trabajo en los últimos cinco años ha buscado consolidar los experimentos de estudiantes, académicos y profesionales en una narrativa singularmente cohesiva. El resultado de esta investigación será el tema de una nueva exposición en el Centro de Arquitectura AIANY este otoño, titulada, “Close to the Edge: The Birth of Hip-Hop Architecture.” Las preguntas centrales de este espectáculo son: ¿Qué es la arquitectura Hip-Hop? ¿Quiénes son sus practicantes? ¿Qué aspecto tiene? y estas mismas deben aplicarse directamente a la nueva empresa de Kanye. Si un artista hip-hop abre una firma de diseño contratando arquitectos para diseñar proyectos de alta gama para él y sus compañeros ¿eso constituye la arquitectura Hip-Hop? Para responder estas preguntas, organicé el contenido de la exposición en tres categorías: identidad, proceso e imagen. A continuación, se expone una sección de la declaración curatorial del programa para elaborar sobre estos tres pilares:

Identidad

"La identidad es un pilar clave de la cultura del hip-hop. Al haber sido despojados de sus historias, nombres, lenguaje y sentido de sí mismos como esclavos africanos, inmigrantes caribeños o receptores de servicios públicos (vivienda, escuelas, prisiones), los pioneros del hip-hop inventaron una nueva identidad tan agresiva, desafiante y extravagante que no se compara con nada que Nueva York haya experimentado antes. Los practicantes de esta categoría se identifican explícitamente con el hip-hop siendo primero practicantes de uno de los cuatro elementos originales o adoptando el hip-hop como su identidad personal. Esto incluye trabajos de Carlos "Mare 139" Rodríguez y Boris "Delta" Tellegen, destacados escritores de los inicios del graffiti en Nueva York y Amsterdam respectivamente, que ahora producen esculturas, instalaciones e incluso fachadas arquitectónicas. También se incluirá el trabajo de Tajai Massey, como parte de los grupos Souls of Mischief and Hieroglyphics, con sede en Oakland, que recientemente recibió una Maestría en Arquitectura de UC Berkeley ".

Proceso

Cada uno de los cuatro elementos [del hip-hop: DJing, MCing, b-boying y graffiti-writing] se expresa a través de un conjunto único de técnicas, métodos y procesos. DJs mezclan aspectos de sonidos preexistentes con referencias contemporáneas, descubrimientos musicales raros y estándares largamente olvidados. Los MC graban hábilmente sus esquemas de rima sobre la estructura de los beats prediseñados, entrando y saliendo de sincronía con el ritmo de las barras. B-boys twist, contort, spin, pop , bloquear y desafiar la gravedad en innumerables estilos formales, cada uno de los cuales se ajusta a la jerarquía predeterminada de up-rock, down-rock, power move y freeze. Lo graffiti-writters  transforman las superficies en lugares oscuros, olvidados, desatendidos y de difícil acceso utilizan pintura, plantillas, calcomanías y otros materiales en cualquier cara accesible del entorno construido. El trabajo presentado en esta categoría, –en su mayoría tesis de estudiantes, especulaciones profesionales y productos de cursos de arquitectura hip-hop de Stephen Slaughter en el La Universidad de Cincinnati y Chris Cornelius en la Universidad de Wisconsin Milwaukee– reflejan uno o más procesos específicos que recuerdan los cuatro elementos o un proceso nacido de la cultura hip-hop en general ".

Imagen

"La imagen del hip-hop se ha resignificado a través de décadas de portadas de discos, videos musicales, moda y documentación fotográfica de los primeros ambientes del hip-hop. Cada edificio abandonado o un vagón de metro bombardeado con graffiti, una cadena de cuerdas, trapos doblados, mezclilla holgada, Kangol hat o Adidas ayuda a componer la imagen general de la cultura hip-hop y lanzarla a la conciencia colectiva global. Aunque no hay una sola imagen que represente la totalidad de la experiencia hip-hop, el trabajo en esta categoría se centró principalmente en la búsqueda de un lenguaje arquitectónico fácilmente reconocible como hip-hop. El trabajo del artista visual Olalekan Jeyifous, que se presenta, es probablemente la mejor imagen de la arquitectura hip-hop del futuro, mientras se construye un vínculo convincente entre Afro-futurismo y arquitectura Hip-Hop".

Hay varias otras personas progresistas, como Amanda Williams, Lauren Halsey, James Garrett, Jr. y Craig Wilkins, que han trabajado diligentemente para producir espacios y construir narrativas que revelan la compleja relación entre la cultura hip-hop y la producción arquitectónica. Cada uno se exhibirá, se debatirá y se reconocerá merecidamente durante la ejecución de tres meses de la serie, dentro del simposio asociado y en la publicación impresa subsiguiente. Mientras tanto, Kanye aparece fuera de su alcance entre estos diseñadores que poseen una identidad hip-hop igualmente válida y ninguna parte del anuncio de Yeezy Home sugiere un proceso diferente a las prácticas elitistas estándar para los patrones adinerados.

Kanye West, con sus millones de seguidores en redes sociales, tiene el poder de llevar este trabajo a la atención de un público mucho más amplio. En cambio, ha optado por socavar todo su impacto potencial con su fijación en el autoengrandecimiento. Sus quejas, una vez el catalizador de cinco años de trabajo fructífero, se han convertido en su principal distracción.

Kanye West's New Architecture Venture: Who, What, Why and... Really?

Sobre este autor/a
Cita: Cooke, Sekou. "Arquitectura Hip-Hop: No más defensas para Kanye West" [Stop Talking Kanye: No More Defense for Kanye West] 31 may 2018. Plataforma Arquitectura. (Trad. Arellano, Mónica) Accedido el . <https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/895028/arquitectura-hip-hop-no-mas-defensas-para-kanye-west> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.