Etimología en la arquitectura: de dónde provienen las principales palabras de la disciplina

Etimología en la arquitectura: de dónde provienen las principales palabras de la disciplina

Las pronunciamos todos los días en el ámbito arquitectónico, pero ¿conocemos sus fundamentos, procedencias y derivaciones?

Etimología, el estudio del origen de la palabras. Si bien la complejidad de esto puede abordar diferentes teorías, procesos y factores dentro de una construcción colectiva, podemos estar seguros de que es algo interesante de aplicar en relación a la arquitectura.  

Una selección de las principales palabras que utilizamos en la disciplina, sus orígenes y significados, a continuación. 

Arquitecto

Proviene de la palabra en latín architectus, que proviene del griego ἀρχιτέκτων (architéktōn). Composición de ἀρχι (archi: ser el primero, el que manda) y τέκτων (Tecton: albañil, constructor). Es decir, el jefe que manda a los albañiles. 

Brutalismo

Radica en el término francés béton-brut, que significa “concreto crudo o bruto”. La palabra béton se utiliza tanto en Francia como en Alemania para denominar al concreto, que posiblemente provenga de la palabra latina Bitumen (Betún) considerado uno de los primeros aglomerantes de las primitivas mezclas constructivas en la antigua Persia y Mesopotamia.  

Casa

Proviene del latín Casa, que refería a cabañas o chozas, posiblemente adoptada de las palabras de un tipo de idioma protoindoeuropeo ket- (habitación, cobertizo); kat- (unir o tejer juntos, cadena) o kes- (cortarde dónde también se desprende la palabra latina cassus (vacío). Existen menciones de que también podría tiene orígenes en el verbo hebreo Kisá (tejer, cubrir) ya que las primeras casas se tejieron y se cubrieron con ramas.

Cubículo

De la palabra latina Cubiculum, posible composición del verbo Cubare (acostarse, doblarse) y Culum (el medio instrumento para producir una acción). Es decir, el medio donde acostarse. También es interesante entender como se encuentra en relación con la palabra latina Cubus (la figura geométrica del cubo).

Concreto

Del inglés concrete, que tiene origen en el latín concretus (endurecido, rígido) compuesta de com- (unión) y del pasado participio del verbo crĕscere (crecer) literalmente “crecido unido”. Atribuido a la palabra protoindoeuropea ker- (crecer).

Cota

Referida a la altura o nivel en una escala, o acotación, esta palabra proviene del latín quota, femenino de quotus. Es decir, cuánto

Diagrama

De forma literal, proviene del latín diagramma (diseño, trazado), y este del griego διάγραμμα, diágramma, (diseño).

Espacio

Esta palabra tiene su origen en el latín spatium (espacio, distancia, intervalo). Posiblemente del protoindoeuropeo speh- ("estirar, tirar").

Envolvente

Se conforma del participio activo de Envolver, proveniente de Involvere o involvo, de la composición de las palabras en latín in- (en) +‎ volvō (enrollar, vuelta).

Edificio

De la raíz latina aedes (hogar) y facere (hacer), aedificĭum (edificio). Es interesante que se pueda establecer una relación con el origen protoindoeuropeo aidh- que hace referencia a quemar, en sentido con el lugar dónde se hace fuego y en donde se construye en su alrededor para refugiarse.

Escala

Esta palabra del latín Scala, que refiere a 'escalera', pareciera ser adoptada de scandō (escalar, ascender) posiblemente adoptada de una palabra ancestral constituida como Skend- (saltar).

Gentrificación

El término es una palabra nueva que aparece en el lenguaje español derivado del inglés Gentry, un tipo de denominación para la clase social histórica inglesa, de la alta burguesía.

Hábitat

Del latin habĭtat, proveniente de habitāre (habitar) presente infinitivo activo de habitō (resido, permanezco, vivo). Posiblemente de las lenguas ítalicas, donde la palabra habeō hace referencia a tener o poseer.

Horizonte

Proviene del latín horīzon, y este a su vez del participio del presente del verbo griego antiguo ὁρίζω (limitar), que viene de ὅρος (límite).

Lugar

Posiblemente se adopta referido al castellano antiguo Logar, que proviene del latín Localis (local, relativo a un lugar) y de Locus (lugar, sitio).

Materia

Esta palabra proviene del latín materia, que está vinculada tanto con el significado de Madera como de Materia. Algunos señalan que también podría tener algún tipo de procedencia de origen con el latín Mater, que significa Madre, en relación a una sustancia prima.

Muro

Casi similar a Murus, que en latín significa pared exterior, aunque vinculada con la palabra moenia, que refiere a las murallas.

Módulo

Esta palabra proviene del latín modŭlus, que significa pequeña medida o intervalo, ya que se conforma de la palabra modus (medida) y el sufijo -ulo, que refiere a diminutivo o instrumento.

Morfología

Compuesto de las palabras griegas μορφο (morfo) que significa forma, y λογία (loguía) que refiere a tratado, estudio o ciencia.

Recinto

Puede atribuirse de la composición del sufijo latín re (generalmente utilizado para señalar que se está realizando una acción de nuevo) y de la palabra latina cinctus / cingō. (cercado, rodeado / círculo).

Soporte

Se manifiesta a partir de la composición de la palabra sub (debajo) y portō (llevar, cargar) que conforma la palabra supportāre. Se podría decir, llevar o cargar algo desde abajo.

Tipología

Proviene de tipo (del latín typus, que a su vez proviene del griego τύπος, referido a una marca, impresión, relieve, figura, imagenlogía (que refiere a tratado, estudio o ciencia).

Urbanismo

Se origina con la composición de la palabra en latín urbe con el sufijo -ismo, que se utiliza para referirse a doctrina, sistema, modo. Urbe proviene de urbs, que significa ciudad o poblado rodeado por murallas.  

Vacío

Del latín vacivus, que significa vacío, que a su vez tiene relación con las formas del verbo Vacare / Vaco (estar vacío o vacante) y el sufijo -ivus (relacionado con el hacer).

Vernáculo

Proviene del latín vernaculus (nativo, doméstico, indígena). Existen menciones de que puede provenir de verna, un 'esclavo nacido en casa', o un nacido en el país, indígena.

Ventana

Esta palabra tiene su procedencia del latín ventus, que significa viento, por lo que posiblemente estuvo relacionada estrechamente con el orifico que permite la ventilación.

* Algunos términos pueden presentar varios orígenes, así que optamos por los más frecuentemente utilizados y atribuidos. Existe en cada caso, también una variación de acuerdo con la región en que el idioma es hablado. Todas las palabras anteriores proponen una aproximación y una búsqueda para seguir indagando en la procedencia de las palabras, que nos pueden ayudar a comprender un poco los significados de estas en la arquitectura. Para esto, la bibliografía general que se utilizó fue: 

- DE COVARRUBIAS, SEBASTIÁN. Tesoro de la lengua castellana o española, 1611.
- BÁRCIA, ROQUE. Primer Diccionario general etimológico de la lengua española, 1883.
- COROMINAS, JOAN. Breve diccionario etimológico de la lengua castellana, 1990.
- SIMONNET, CYRILLE. Hormigón, historia de un material, 2009.
- Real Academia Española. Diccionario de la lengua española (24.ed.) 2014. Consultado en http://www.rae.es/
- Wiktionary

Sobre este autor/a
Cita: Fabian Dejtiar. "Etimología en la arquitectura: de dónde provienen las principales palabras de la disciplina" 22 jul 2018. Plataforma Arquitectura. Accedido el . <https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/898149/etimologia-en-la-arquitectura-de-donde-provienen-las-principales-palabras-de-la-disciplina> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.