Hacia una nueva Bienal de Arquitectura Peruana

Hacia una nueva Bienal de Arquitectura Peruana

Las bienales de arquitectura son una muestra de la producción en la profesión a nivel local, regional o global. En el mundo existen muchas y gracias a ellas se puede conocer lo mejor del trabajo que hacemos los arquitectos. En el Perú constituye un evento que, auspiciado por el Colegio de Arquitectos, es una oportunidad para reunir promociones y generaciones así como intercambiar ideas y experiencias.

Reflexionando sobre la diversidad del modo en que se viene organizando los últimos años y la impresión general que me dejan sus resultados escribo estas líneas como una propuesta para que nuestro gremio establezca un modo de celebrar este evento, trascendiendo el punto de vista de las directivas nacionales o regionales que puedan estar al frente.

Para empezar debe ser siempre una Bienal profesional, es decir, convocar trabajos que los arquitectos peruanos han realizado en el ejercicio profesional. De eso se trata. No tengo nada en contra de las Tesis de grado y los proyectos o trabajos estudiantiles pero pienso que no es su lugar. Bien pueden organizarse bienales de estudiantes en los congresos nacionales de estudiantes de arquitectura. Por otro lado, y siendo la oportunidad para dar a conocer lo nuevo y lo bueno, creo que debe incentivarse la participación cobrando una cuota asequible a la totalidad de arquitectos peruanos, ya sea los que trabajan en el ámbito del diseño o de la investigación, en la esfera pública o privada.

No parece muy lógico que para participar haya que pagar un 30% del premio que se podría ganar.

Día de la Premiación en la XVIII Bienal de Arquitectura Peruana 2018, en Trujillo.. Image © Delia Esperanza
Día de la Premiación en la XVIII Bienal de Arquitectura Peruana 2018, en Trujillo.. Image © Delia Esperanza

A este punto habría entonces que establecer las categorías de participación. El criterio que escinde los diferentes campos de trabajo de los arquitectos me parece bien, al menos según la última Bienal apenas realizada, pero creo que habría que revisar sus denominaciones y, de manera especial, la necesidad de establecer subcategorías. Tomando como referencia la última bienal, solo dejaría 7 categorías: Diseño Arquitectónico (no “Arquitectura”), Conservación del Patrimonio (No revalorización), Urbanismo, Tecnología (no “Innovación”), Investigación (sin añadir teoría y crítica), Proyectos no ejecutados (de relevancia para el diseño arquitectónico, la conservación del patrimonio o el urbanismo) y, como una especial, el reconocimiento a la trayectoria.

Razones: El ámbito de la arquitectura es amplio y lo propio es llamar Diseño Arquitectónico a la categoría que presenta edificios construidos; el valor del Patrimonio es indiscutible, los proyectos que se realizan al respecto se dan en la búsqueda de una conservación que supone investigación histórica y desarrollo de tecnologías de rehabilitación; los proyectos no ejecutados se dan normalmente en varios campos (diseño arquitectónico, conservación, urbanismo); la tecnología es un ámbito concreto de innovación en arquitectura, ya que obviamente la buena arquitectura es siempre, de algún modo, innovadora. La investigación puede darse en el ámbito de la teoría, la historia y la crítica de cualquier campo de la arquitectura (¿Acaso se puede hacer crítica sin investigación, sin conocimiento?); por último, ¿Para qué una categoría de Paisajismo? ¿Si paisajistas son (o tienen que ser) los proyectos de arquitectura, conservación del patrimonio y urbanismo?

Por otro lado, eliminaría las sub-categorías dentro de Diseño arquitectónico, Conservación del patrimonio y Urbanismo. ¿Acaso no se debe premiar lo mejor independientemente del tamaño, el presupuesto y de la condición pública, privada o social del proyecto? ¡Por favor…! En las bienales se debe premiar a los arquitectos por su trabajo, sin más.

Sin embargo, pienso que en cada categoría debería haber un máximo de tres menciones honrosas además del premio en metálico —para todas las categorías por igual—, que debería ser más cuantioso y motivador para los ganadores. Con respecto a la categoría de investigación, pienso que no hay que hacer distinciones: si los trabajos están ya publicados el premio o las menciones serán un incentivo para seguir trabajando en ese ámbito (tan escaso y sacrificado en el Perú); si se premia a trabajos no publicados, serán un aliciente para que puedan ser editados y difundidos cuanto antes por instituciones públicas o privadas, como debería ser el mismo Colegio de Arquitectos del Perú. Pero debería haber tiempo suficiente para que el jurado los revise bien.

Un Regalo Misterioso. Descubriendo el vacío. Libro no publicado de Karen Takano.. Image © Delia Esperanza
Un Regalo Misterioso. Descubriendo el vacío. Libro no publicado de Karen Takano.. Image © Delia Esperanza

Termino hablando de los Hexágonos, trofeos simpáticos que siempre se asignan a las categorías en orden de ¿importancia?... Se sabe que normalmente se premia con oro, plata y bronce a los tres primeros puestos de una competencia. Querámoslo o no, la Bienal es una competencia y tenemos que premiar lo mejor de lo mejor, como en todas. Lo que sugiero es que las cosas se simplifiquen, y si se quiere se siga otorgando el cobre en vez del bronce, pero asignando solo tres Hexágonos a los tres mejores trabajos en cualquiera de las seis primeras categorías.

¿Por qué no puede ganar un Hexágono de Oro el autor o equipo de un proyecto de Conservación del patrimonio, de un proyecto urbano, de una propuesta tecnológica excepcional o de una investigación de real importancia y trascendencia para la Arquitectura?

No tengo nada contra el último Hexágono de Oro, lo mejor que se ha construido en el Perú en el último bienio (sí, con el anterior que debió ser otorgado a los autores del Museo de Sitio de Pachacamac), pero creo que es la hora de establecer una organización fija de la Bienal de Arquitectura Peruana donde se premie justamente la excelencia del trabajo que los arquitectos peruanos realizan en los diversos campos de la arquitectura dentro de nuestro país. Se trata de una opinión personal pero creo que tiene razonadas justificaciones. En todo caso, el debate queda abierto.

Revisa aquí los resultados a detalle de la XVIII Bienal de Arquitectura Peruana 2018.

Museo de Sitio Pachacamac. Image © Juan Solano Ojasi
Museo de Sitio Pachacamac. Image © Juan Solano Ojasi

Sobre este autor/a
Cita: Humberto Viccina. "Hacia una nueva Bienal de Arquitectura Peruana" 25 oct 2018. Plataforma Arquitectura. Accedido el . <https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/904632/hacia-una-nueva-bienal-de-arquitectura-peruana> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.