Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos

Cómo la Universidad Flotante de Berlín puede cambiar el futuro de la educación en la arquitectura

Cómo la Universidad Flotante de Berlín puede cambiar el futuro de la educación en la arquitectura

Este artículo se publicó originalmente en Metropolis Magazine como "Cómo una universidad flotante de bricolaje en Berlín podría ser un prototipo poco ortodoxo para la educación en diseño".

En el lado norte de Tempelhofer Feld, un aeropuerto convertido en parque en el sur de Berlín, se encuentra una gran cuenca. Rodeada de terrenos y bungalows y visible solo para aquellos que lo saben, esta cuenca del siglo XIX retiene el agua de lluvia de las antiguas pistas del aeropuerto antes de ingresar a la red de canales de Berlín.

© Victoria Tomaschko © Victoria Tomaschko © Victoria Tomaschko © Daniel Seiffert + 16

© Daniel Seiffert
© Daniel Seiffert

"Sabíamos que era un lugar secreto en el centro de la ciudad que nadie tenía en el mapa", explica Benjamin Foerster-Baldenius de Raumlabor Architects. Es decir, hasta este verano.

Desde abril hasta septiembre, la cuenca fue ocupada por una estructura marítima peculiar — una constelación de volúmenes de andamios y plataformas flotantes con techos inflables y una gran rueda. Era parte barco pirata y parte Princeton; Parte-Archigram y parte-Burning Man. Esta fue la Universidad Flotante, una creación de Foerster-Baldenius y Raumlabor, y el lugar de una serie de eventos —arquitectónicos, educativos y otros — que saltaron a bordo de la estructura flotante.

Financiado por la Fundación Cultural Federal de Alemania como parte de las celebraciones del centenario de la Bauhaus, Raumlabor inició la universidad como una continuación y expansión de sus experimentos educativos anteriores como Urban School Ruhr, Hotel Shabbyshabby y Making Futures en la reciente Bienal de Diseño de Estambul. En estos casos, Raumlabor ha adoptado su enfoque lúdico y centrado en el proceso de la arquitectura y la planificación urbana para ampliar la naturaleza a menudo rígida o excluyente de la educación.

© Victoria Tomaschko
© Victoria Tomaschko

"Sabemos que hay muchas personas en la academia que están buscando otras formas de tratar con el mundo real", explica Foerster-Baldenius. "Formas de reunirse y encontrar cosas juntos, no solo dentro del campus, sino que también abriéndose más al público".

Este enfoque público dio a la Universidad Flotante su forma arquitectónica y una serie de espacios verdaderamente únicos. Desde una polvorienta carretera lateral, una pequeña puerta conducía a los visitantes a una escalera de metal con un balcón que daba a la cuenca, lo que daba un primer vistazo a la estructura de la universidad. A través de unas macetas de tomates y papas, una pasarela junto al agua conducía al centro de la estructura. Aquí, un auditorio de 100 asientos (con un piso flotante separado) quedaba bajo de un techo de lona inflada.

© Daniel Seiffert
© Daniel Seiffert

En otro lugar, una cocina modular fue diseñada por estudiantes de arquitectura y otros participantes de un taller sobre la historia socio-espacial de la cocina. Se usó un innovador sistema de filtración de agua, diseñado por la artista residente Katherine Bell, que utilizaba una rueda para extraer el agua de la cuenca a través de una serie de bañeras interconectadas que contienen filtros biológicos, como biofilm de arena, micelio de hongos y mejillones cebra.

En la parte posterior del auditorio se ubicaba la rueda, con un funcionamiento manual cada una hora, lo que hacía recordar el extraño ambiente. La transparencia del funcionamiento de la estructura y su entorno seminatural fueron una parte central de la educación experimental que se llevó a cabo en el lugar: "Es realmente difícil mantenerse serio porque hay un teatro de naturaleza a tu alrededor, que es muy divertido". dice Foerster-Baldenius.

Durante el verano, 25 universidades afiliadas —provenientes desde Bogotá hasta París,— se unieron a la estructura para seminarios y talleres experimentales, mientras que un programa público paralelo atrajo a berlineses y visitantes a discusiones sobre urbanismo, arte sonoro experimental, consumo de agua y el legado de la Bauhaus. En un sábado cualquiera, uno podía encontrar a niños caminando en el pantano (con botas facilitadas en el lugar) mientras los asistentes podían participar en performances alrededor de la cuenca, disfrutar de las bebidas en el bar, almorzar, cortarse el cabello, escuchar una conferencia de Eyens Weizman de Forensic Architecture—todos a la vez, mientras los forasteros recorrían el sitio.

© Victoria Tomaschko
© Victoria Tomaschko

A pesar del éxito rotundo de la universidad en expandir la educación de diseño y abrir la infraestructura pública a nuevos usos, el financiamiento del proyecto se agotó y la demolición de la universidad comenzó en septiembre.

Este no es, sin embargo, el final de la historia.

A lo largo de su existencia, el proyecto ganó interés y apoyo de los políticos de la ciudad, los medios locales y, gracias a un Simposio Flotante final (que terminó, por supuesto, en la pista de baile flotante) para discutir el futuro de la estructura, los planes están en marcha para que vuelva a flotar el 2019.

Como explica Markus Bader, también de Raumlabor, “La Universidad Flotante es un experimento en muchos niveles. Como el experimento fue tan exitoso, muchas personas están trabajando en la posible próxima temporada ".

Las discusiones iniciales se centran en la sincronización de las contribuciones de las diferentes universidades que nos visitan, para que cada una agregue algo nuevo al lugar en constante evolución. "La Universidad flotante no es el objeto", dice Bader. "Es el espíritu y la increíble colectividad que se inició este verano".

© Victoria Tomaschko
© Victoria Tomaschko

Igualmente, Foerster-Baldenius es optimista con el futuro de la cuenca: “La ciudad está tratando con los jardines circundantes para desarrollar algo nuevo y nos gustaría poder participar de este desarrollo. "Abrimos un área en la ciudad que estuvo dormida durante 50 años, y ahora somos responsables de ello".

Sobre este autor/a
Cita: Kafka, George . "Cómo la Universidad Flotante de Berlín puede cambiar el futuro de la educación en la arquitectura" [How Berlin's Floating University Charts the Course for Future Architectural Education] 11 nov 2018. Plataforma Arquitectura. (Trad. Caballero, Pilar) Accedido el . <https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/905619/como-la-universidad-flotante-de-berlin-puede-cambiar-el-futuro-de-la-educacion-en-la-arquitectura> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.