Adobe: el material reciclable más sostenible

Adobe: el material reciclable más sostenible

Pensando en un mundo más sustentable, al momento de construir se toman decisiones para generar una huella con un menor impacto, y los materiales reciclables aportan considerablemente a esta decisión. Al momento de construir un muro con materiales reutilizables se puede pensar por ejemplo en botellas plásticas, y así evitar su desecho. Sin embargo hay una técnica ancestral utilizada en todo el mundo que es posiblemente el material más sostenible: adobe.

Aplicación en interiores con distintos formatos. Image © Santiago Baraya
Aplicación en interiores con distintos formatos. Image © Santiago Baraya

Cuando pensamos en sostenibilidad en la construcción es inevitable la imagen de la utilidad que tendrá el proyecto en el futuro. Como todo acto tiene sus consecuencias, al construir se suelen usar materiales que perduraran por miles de años, y así prolongar dicha utilidad. Sin embargo el adobe puede ser uno de los materiales que para su producción puede llegar a generar el menor impacto posible, y lo mejor de todo es que sus escombros pueden ser devueltos a la tierra dejando una huella nula. Para este artículo ejemplificaremos el proceso de construcción de adobe para el proyecto de vivienda El Encuentro de Araukaria Arquitectura a las afueras de Bogotá, donde se decidió el uso protagónico de esta materialidad por sus propiedades térmicas y estética mimetizable con la naturaleza, pues en esencia es tierra. A lo largo del tiempo, el adobe en el proyecto a sufrido los efectos de estar emplazada en una región lluviosa y húmeda, y aun así logra permanecer viva gracias a la propiedad reutilizable del material.

Aplicación en interiores con distintos formatos. Image © Santiago Baraya
Aplicación en interiores con distintos formatos. Image © Santiago Baraya

Para la construcción en tierra en la región se usan dos técnicas: la tapia pisada y los bloques de adobe. Los muros de adobe, a diferencia de la tapia pisada, se pueden manejar en un ancho mucho más reducido, con 25 cm es suficiente para que atrape el calor y lo libere al interior de la construcción en la noche, a diferencia de la tapia pisada que puede alcanzar grosores de hasta 60cm, lo cual genera espacios más fríos. Y el adobe también tiene como ventaja sobre el ladrillo cocido, que sus moldes son fabricados en obra permitiendo un sin fin de variedades morfológicas que aportan al carácter icónico de la obra y la posibilidad de correcciones constructivas menos costosas mediante maquetas escala 1:1 con arena como pega para poder desmontar con la mano.

Maqueta muro a escala 1:1. Imagen parte del Arquitectura Mística. Image © Hernando Baraya
Maqueta muro a escala 1:1. Imagen parte del Arquitectura Mística. Image © Hernando Baraya

Bueyes pisando la mezcla. Imagen parte del Arquitectura Mística. Image © Hernando Baraya
Bueyes pisando la mezcla. Imagen parte del Arquitectura Mística. Image © Hernando Baraya

Para la formación de los bloques de adobe, la tierra debe ser seleccionada cuidadosamente. Muy arenosa causa que se partan facilmente, y muy húmeda no permite un correcto moldaje. La tierra debe ser gredosa para garantizar la plasticidad que permite la correcta maleabilidad, y para este criterio, el maestro de obra experto en adobe artesanal es el juez que determina cuan asertiva es. Esto hace que el factor de la tierra donde se emplaza la obra sea determinante para generar el menor impacto posible. Si el estudio de suelos determina que no es apropiada la tierra del sitio para fabricación in situ, tendrá que hacerse traslados que aumentan los costos y por supuesto la huella de carbono. En la sabana de Bogotá y en sus alrededores, la calidad de la tierra es optima para esta técnica constructiva pues tras 50cm de excavación comienza a aparecer la greda. Por lo tanto, para El Encuentro se extrajo la tierra del mismo lote.

Área donde los bueyes van pisando la mezcla. Image © Hernando Baraya
Área donde los bueyes van pisando la mezcla. Image © Hernando Baraya
Imagen parte del Arquitectura Mística. Image © Hernando Baraya
Imagen parte del Arquitectura Mística. Image © Hernando Baraya
proceso de cernir boñiga de caballo para mezclar con tamo de trigo y la greda.Imagen parte del Arquitectura Mística. Image © Hernando Baraya
proceso de cernir boñiga de caballo para mezclar con tamo de trigo y la greda.Imagen parte del Arquitectura Mística. Image © Hernando Baraya
Formación artesanal de bloques de adobe. Imagen parte del Libro Herbert Baresch, el hombre y el Arquitecto. Image © Ignacio Gomez Pulido
Formación artesanal de bloques de adobe. Imagen parte del Libro Herbert Baresch, el hombre y el Arquitecto. Image © Ignacio Gomez Pulido

En el proceso, de fabricación artesanal, los bueyes van pisando la tierra, y se le va agregando agua periodicamente. Para evitar demasiado barro se le va sumando a la mezcla arena para mejorar su maleabilidad. Posteriormente se le agrega estiércol de caballo (el animal debe habitar en potreros y no en pesebreras, pues en estas últimas trae aserrín). La boñiga de caballo genera una cierta permeabilidad a la mezcla gracias a que contiene orines del mismo, según Clarita Sanchez del departamento de estudio de suelos en tierra de la Universidad Nacional de Colombia. Después, a la mezcla se le agrega tamo de trigo que funciona como la fibra que estructura cada bloque. En otras partes del mundo, donde no hay acceso a este componente, utilizan la paja del Pino Candelabro que funciona de igual manera.

El forjar los adobes sin químicos ni aditivos lo hace tan seguro que hasta los niños pueden participar del proceso de moldaje. Image © Hernando Baraya
El forjar los adobes sin químicos ni aditivos lo hace tan seguro que hasta los niños pueden participar del proceso de moldaje. Image © Hernando Baraya

Tras moldear los bloques en las medidas deseadas, se dejan en etapa de pre-secado en el suelo donde fueron moldeados. Esta etapa puede extenderse entre 1 o 2 meses, dependiendo de las precipitaciones durante el proceso. Por más de que es conveniente taparlos para que sequen más rápido, el contacto directo con las gotas de lluvia le dan una textura característica.

Maqueta muro a escala 1:1. Imagen parte del Arquitectura Mística. Image © Hernando Baraya
Maqueta muro a escala 1:1. Imagen parte del Arquitectura Mística. Image © Hernando Baraya

Las técnicas para las juntas entre los bloques al momento de levantar los muros pueden variar según el criterio constructivo que se desee. La técnica original de la región usa tierra directamente, sin embargo para proyectos como este, se decidió usar una mezcla de cemento y adobe que aporta en la longevidad del elemento.

Protección de los muros en exterior con aleros y reserva para arreglos. Image © Santiago Baraya
Protección de los muros en exterior con aleros y reserva para arreglos. Image © Santiago Baraya
Comienzos de deterioro por agua. Imagen parte del Libro Herbert Baresch, el hombre y el Arquitecto. Image © Herbert Baresch
Comienzos de deterioro por agua. Imagen parte del Libro Herbert Baresch, el hombre y el Arquitecto. Image © Herbert Baresch

Dicen los locales que para construir con adobe hay que tener "buenas botas y buen sombrero". Este dicho traduce en que la base del muro debe aislarse lo suficiente para que el salpicado de la lluvia no comprometa la composición del adobe, y un buen alero para desviar el contacto tras las precipitaciones.

Refuerzo de adobe para canalizar caida de agua tras afectaciones en el material. Image © Santiago Baraya
Refuerzo de adobe para canalizar caida de agua tras afectaciones en el material. Image © Santiago Baraya

Por muy buena bota y sombrero que tenga el muro, si un tubo de agua interior se explota el adobe funcionará como esponja absorbiendo la fuga hasta su saturación. Si esto no se controla oportunamente causa que se desintegre el material. Este fue el caso de uno de los muros del proyecto. Sin embargo el muro se levantó de nuevo como si nada hubiera pasado gracias a que se mantenía un stock considerable de bloques con las medidas predispuestas por el arquitecto. ¿Qué pasó con los escombros de dicho muro? Fueron enterrados nuevamente en el jardín de la casa. El pasto crece con mayor fervor en esa zona pues al desintegrarse, el adobe actúa como fertilizante. De esta manera, esos bloques que fueron afectados con el escape de agua retornaron exactamente al mismo lugar de donde fueron extraídos, cumpliendo con el ciclo dejando huella nula.

Arreglo de muro tras filtraciones de agua. Image © Maria Luisa Garcia Bonitto
Arreglo de muro tras filtraciones de agua. Image © Maria Luisa Garcia Bonitto

Este artículo es parte del Tema del mes en ArcDaily: Reciclaje de materiales. Cada mes exploramos un tema en profundidad a través de artículos, entrevistas, noticias y obras. Conoce más sobre nuestros temas aquí. Y como siempre, en ArchDaily valoramos las contribuciones de nuestros lectores. Si quieres postular un artículo o una obra, contáctanos.

Galería de Imágenes

Ver todoMostrar menos
Sobre este autor/a
Cita: Santiago Baraya. "Adobe: el material reciclable más sostenible" 28 jul 2020. Plataforma Arquitectura. Accedido el . <https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/944575/adobe-el-material-reciclable-mas-sostenible> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.