Por qué no es el momento de dejar de vivir en la ciudad

Por qué no es el momento de dejar de vivir en la ciudad

A medida que la pandemia mundial COVID-19 se ha ido desarrollando en los últimos meses y expandiéndose alrededor del mundo, han aparecido anecdóticamente en Internet historias de personas que han tenido que cumplir su cuarentena en ciudades abarrotadas y han mostrado preocupación por su futuro. Cuando el virus recién estaba comenzando, fue común que la gente escapara a sus segundas viviendas, o que regresara a la casa de sus padres en donde tendrían más espacio y un patio amplio en comparación con sus casas en la ciudad.

Aerial View of suburbs. Image © Tom Rumble | Unsplash
Aerial View of suburbs. Image © Tom Rumble | Unsplash

Aunque es verdad que las personas han ido cambiando sus hogares en las zonas urbanas, que por lo general son apartamentos de 46m2 en rascacielos, por residencias unifamiliares en los suburbios, la verdadera historia radica en los datos que predicen un futuro diferente y más vibrante para nuestras ciudades. No es el momento de salir de la ciudad para siempre.

Existe una inquietante predicción de que las medidas de distanciamiento social obligatorias y la mascarilla serán algo que permanecerá en la sociedad mucho tiempo después de que se fabrique y distribuya una vacuna eficaz, a pesar de la abrumadora esperanza de reinventar la sociedad que una vez conocimos en algo mejor y más saludable. Dentro de cinco años, ¿nos alejaremos de aquellas personas cuyos hábitos son un poco demasiado cercanos a la gente? ¿Alguna vez entraremos en nuestro lugar de trabajo por la mañana y nos meteremos en salas de reuniones llenas de trabajadores? ¿Querremos vivir en barrios densos y viajar en trenes subterráneos desbordados de personas?

A pesar de que algunas ciudades suburbanas están llenas de nuevos proyectos inmobiliarios, esto podría ser sólo una tendencia temporal a corto plazo que podría durar entre los próximos dos años. Muchas grandes empresas de tecnología han anunciado que están permitiendo a los empleados trabajar desde sus casas. Twitter ha dicho que sus trabajadores pueden trabajar a distancia infinitamente si así lo desean y Uber y Google han declarado que la mayoría de su fuerza de trabajo se quedará en casa al menos hasta el próximo verano. Pero estos cambios de vivienda, que algunos están disfrutando, ha hecho que caigan los precios de las casas y disminuyan los alquileres mensuales, haciendo que algunos se queden sin su fuente de ingreso.

Home Listings Data, according to Zillow. Image © Kaley Overstreet
Home Listings Data, according to Zillow. Image © Kaley Overstreet

Sin duda, hay personas que han acudido en masa a las zonas más rurales y que no volverán a la forma de vida de una metrópoli, pero una mirada atenta a las cifras muestra que el movimiento no es tan grande como podríamos pensar. En los datos extraídos de Zillow que muestran las búsquedas de casas, el porcentaje de tráfico de las principales ciudades de los Estados Unidos aumentó desde la misma época del año pasado, reflejando un aumento de la gente que quiere dejar la ciudad. Tras un análisis más detallado, las búsquedas no fueron en realidad para casas en pueblos suburbanos o rurales, sino para otras áreas urbanas. Los habitantes de la ciudad no buscan casas en los suburbios, sino en otras ciudades similares. Este pequeño aumento de los datos no se corresponde con la hipótesis generalizada de que se está produciendo un éxodo masivo de las ciudades, y puede que nunca ocurra incluso cuando la pandemia siga su curso. Incluso si la gente se muda, los datos de bienes raíces no reflejarán rápidamente el fenómeno, ya que el proceso de búsqueda de vivienda, la obtención de contratos y la finalización satisfactoria de las compras suelen ser procesos largos y continuos.

Aunque la pérdida de puestos de trabajo es un problema, una vez que la pandemia termine, algunas carreras como las de las industrias del entretenimiento y la hostelería podrían recuperarse con relativa rapidez. Las políticas de trabajo desde casa, aunque ambiciosas y que reflejan los deseos de los trabajadores en los últimos años, no han descubierto del todo cómo será la vida cuando haya más opciones y libertad en nuestra vida cotidiana. Y aunque el papel de la oficina está programado para cambiar y evolucionar, seguirá siendo necesario el contacto físico y cultural con los colegas para aprender unos de otros. También hay quienes encuentran atractiva la vida de la ciudad, a diferencia de los fans de los suburbios que la encuentran bastante estresante. La gente no está buscando un nuevo contrato de alquiler, sólo un nuevo contrato de vida en un lugar no tan diferente de donde ya estaban viviendo.

Este artículo es parte del Tema de ArchDaily: Cómo viviremos juntos. Cada mes exploramos un tema en profundidad a través de artículos, entrevistas, noticias y proyectos. Aprende más sobre nuestros temas mensuales aquí. Como siempre, ArchDaily está abierto a las contribuciones de nuestros lectores; si deseas enviar un artículo o proyecto, ponte en contacto con nosotros.

New York's Grand Central Terminal. Image © Nicole Y-C | Unsplash
New York's Grand Central Terminal. Image © Nicole Y-C | Unsplash

Galería de Imágenes

Ver todoMostrar menos
Sobre este autor/a
Cita: Overstreet, Kaley. "Por qué no es el momento de dejar de vivir en la ciudad" [Why It's Not Quite Time to Give Up City Living] 16 ago 2020. Plataforma Arquitectura. (Trad. Caballero, Pilar) Accedido el . <https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/945721/por-que-no-es-el-momento-de-dejar-de-vivir-en-la-ciudad> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.