Archigram y las distopías de la vivienda a pequeña escala

Archigram y las distopías de la vivienda a pequeña escala

"Paraísos Siniestros". Image © Jorge TaboadaUn Cuarto Más / ANTNA. Image © Jaime NavarroUna pequeña casa australiana / CABN. Image Cortesía de CABN© Deutsches Architekturmuseum+ 8

Hasta la fecha, el origen del movimiento tiny se desconoce a ciencia cierta. Sin embargo, si miramos un poco hacia la historia de la arquitectura y los modos de vida, podemos ver ciertas pistas que nos revelan quizá, las bases de los principios de este movimiento que tuvo su boom en la última década con el pretexto de dejar atrás los excesos y vivir una vida mucho más flexible y minimalista.

Una de estas pistas que revelan intereses particulares de este estilo es el trabajo de Archigram; un colectivo conformado por Peter Cook, Jhoana Mayer, Warren Chalk, Ron Herron, Dennis Crompton, Michael Webb y David Greene quienes conformaron las utopías radicales de la postguerra, un movimiento que despertó un interés particular en Europa. Algunos de los proyectos más famosos realizados por el colectivo son The Plug-In City, The Walking City y The Instant City, mismos que se tradujeron en un lenguaje gráfico de colores brillantes que dejaba ver un estilo de vida glamouroso y futurista sacado de una película de Hollywood, dejando ver una ciudad efervescente y en constante transformación.

Si bien los proyectos que se mostraban a través de estos dibujos se enfocaban en una parte mucho más urbana, esto resulta interesante porque se mantenía la mirada sobre el espacio colectivo sobre el individual. Sin embargo, el espacio individual se entiende –y se expresa dentro de sus diagramas– a partir de las Capsule Houses (1964) o Casas Cápsulas, las cuales se trataban de módulos prefabricados de fácil montaje; a través de grúas, estos módulos se conectarían con otros núcleos de comunicaciones y servicios conformando la estructura circular alrededor de una macroestructura que funge como tronco, mismo que provee de servicios a las torres que constituyen el proyecto The Plug-In City.

© Peter Cook
© Peter Cook

Este tipo de emplazamiento de las viviendas obliga a que las relaciones sociales sucedan en el exterior, en el espacio común, planteando una nueva forma de ordenamiento territorial que respondía a los anhelos de estar juntos en ese momento. Se pensaba entonces en una ciudad que pudiera caminar por sí sola para visitar efímeramente nuevos territorios, lo cual no resulta tan ajeno cuando observamos el mundo global que habitamos y mucho más el que se vivía meses antes de la pandemia de COVID-19. Las propuestas de Archigram de las ciudades caminantes o enchufables en donde las viviendas se reducían al mínimo, son relevantes porque tienen que ver con un deseo de reestrucurar integralmente la sociedad, la economía y los modos de habitar, más que con un tema de ahorrar espacio y dinero, como lo es actualmente a distintos niveles, aunque muchas veces no se cumpla su cometido.

© Deutsches Architekturmuseum
© Deutsches Architekturmuseum

Como lo expresa en su artículo "Vida y muerte de la tendencia tiny house", podemos ver que ciertos principios que parecían prometedores, utópicos y sumamente atractivos, se encontraron frente a frente con la realidad de una ciudad que más que reinventarse, se ha ido construyendo sobre sus propias ruinas, por llamarlo de una forma. En la última década, esta tendencia inundó las portadas de las revistas impresas mezclando principios de minimalismo bajo la idea de el desapego material en donde incluso algunas apuntaban hacia el nomadismo.

Una pequeña casa australiana / CABN. Image Cortesía de CABN
Una pequeña casa australiana / CABN. Image Cortesía de CABN

Esto despertó intereses en términos económicos ya que, como era de esperarse, los desarrolladores vieron una gran oportunidad de construir más con menos sin importar la calidad de vida, dando como resultado algunos ejemplos de vivienda popular que responden estrictamente a las medidas mínimas del Architect's Data pero sin el lujo, el nomadismo o la flexibilidad que caracteriza al movimiento tiny house, dando como resultado el completo desinterés y abandono como lo muestra la serie de fotografías "Paraísos Siniestros" por Jorge Taboada, en la periferia de la Ciudad de México. En esta realidad, tampoco existen ensamblajes como en The Plug-In City ni cápsulas individuales debido a la realidad socioeconómica de muchas familias.

"Paraísos Siniestros". Image © Jorge Taboada
"Paraísos Siniestros". Image © Jorge Taboada

Si bien estos principios mínimos de habitar han dejado grandes lecciones sobre organización y almacenamiento. Resulta interesante revisar cada gesto trazado sobre el papel para evaluar los posibles problemas a los que se enfrenta el gremio, asumiendo que cada postura tiene una repercusión grande o pequeña en la construcción (o deconstrucción) de los modelos urbanos en un contexto específico, como lo es el caso de latinoamérica en donde por muchos años se han adoptado modelos eurocentristas. Tan solo basta mirar las plantas arquitectónicas de los primeros edificios funcionalistas en México, como lo es el Centro Urbano Presidente Alemán, los edificios de departamentos en Tlatelolco y el Multifamiliar para Maestros, todos ellos diseñados por el arquitecto Mario Pani en donde los espacios se reducen para aprovechar al máximo cada metro cuadrado diseñado. Esto, evidentemente resolvió muchos problemas y permitió avanzar viento en popa hacia el progreso de un México urbano. Sin embargo, el trabajo del arquitecto y muralista Juan O'Gorman reveló que:

El funcionalismo redujo al hombre a sus necesidades mecánicas de albergue y por lo tanto le negó la satisfacción de una necesidad de enorme importancia: el goce y el placer producidos por la forma y el color del lugar donde se vive y esto hizo que a la larga esa arquitectura resultara inaceptable. En síntesis, el funcionalismo en la arquitectura es mecánicamente racional y humanamente ilógico.
- Entrevista a Juan O’Gorman realizada por Olga Sáenz tomado de: Rodriguez, Ida et al (compiladores). La palabra de Juan O’Gorman. Instituto de Investigaciones Estéticas. México. 1983. (pp.20)

Conjunto Habitacional Nonoalco Tlatelolco / Mario Pani. Planta tipo, departamento categoría 'B' o 'C'. Image © Fundación ICA
Conjunto Habitacional Nonoalco Tlatelolco / Mario Pani. Planta tipo, departamento categoría 'B' o 'C'. Image © Fundación ICA

No obstante, en los últimos años la tendencia tiny house se ha utilizado en algunos casos de México como una herramienta que permite crecer los espacios de vivienda que cada vez resultan menos suficientes para albergar los modos actuales de habitar, utilizando los principios de flexibilidad y eficiencia que la caracterizan, tal es el caso de Mejora y ampliación Un Cuarto Más / Taller ADG y Un Cuarto Más / ANTNA, los cuales muestran una visión mucho más realista y contextualizada hacia pensar los espacios de una forma que genuinamente funja como una respuesta útil, perecedera y ética que combine las herramientas contemporáneas.

Un Cuarto Más / ANTNA. Image © Jaime Navarro
Un Cuarto Más / ANTNA. Image © Jaime Navarro
Mejora y ampliación Un Cuarto Más / Taller ADG. Image © Jaime Navarro
Mejora y ampliación Un Cuarto Más / Taller ADG. Image © Jaime Navarro

-

Este artículo es parte del Tema del mes en ArchDaily: Escala Pequeña. Cada mes exploramos un tema en profundidad a través de artículos, entrevistas, noticias y obras. Conoce más sobre nuestros temas aquí. Y como siempre, en ArchDaily valoramos las contribuciones de nuestros lectores. Si quieres postular un artículo o una obra, contáctanos.

Galería de Imágenes

Ver todoMostrar menos
Sobre este autor/a
Cita: Mónica Arellano. "Archigram y las distopías de la vivienda a pequeña escala" 26 sep 2020. Plataforma Arquitectura. Accedido el . <https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/948182/archigram-y-las-distopias-de-la-vivienda-a-pequena-escala> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.