Carbono incorporado en los materiales de construcción: qué es y cómo calcularlo

Carbono incorporado en los materiales de construcción: qué es y cómo calcularlo

Todas las actividades humanas afectan al medio ambiente. Algunas menos, algunas mucho más. Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el sector de la construcción es responsable de hasta el 30% de todas las emisiones de gases de efecto invernadero. Actividades como la minería, el procesamiento, el transporte, las operaciones industriales y la combinación de productos químicos dan como resultado la liberación de gases como CO2, CH4, N2O, O3, halocarbonos y vapor de agua. Cuando estos gases se liberan a la atmósfera, absorben una porción de los rayos del sol y los redistribuyen en forma de radiación en la atmósfera, calentando nuestro planeta. Con una cantidad desenfrenada de gases liberados diariamente, esta capa se espesa, lo que hace que la radiación solar ingrese y no pueda salir del planeta, causando impactos incalculables para la humanidad, como la desertificación, el derretimiento de los hielos, la escasez de agua, y la intensificación de las tormentas, huracanes, inundaciones, modificando los ecosistemas y reduciendo la biodiversidad.

Como arquitectos, una de nuestras mayores preocupaciones debiese ser la reducción de las emisiones de carbono incorporadas en los edificios. Ser capaces de medir, cuantificar y calificar sus impactos es un buen camino para comenzar.

Planta de energía y centro de recreación urbana CopenHill / BIG
Planta de energía y centro de recreación urbana CopenHill / BIG

El término Carbono incorporado o Energía incorporada (también llamado Contenido energético, Energía Gris, o Energía oculta) se refiere a la suma del impacto de todas las emisiones de gases de efecto invernadero atribuidas a un material durante su ciclo de vida. Estos van desde su extracción, fabricación, y construcción, hasta su mantención y eliminación. Por ejemplo, el hormigón armado es un material con una energía incorporada extremadamente alta. Esto se debe a que, al fabricar el cemento, se liberan grandes cantidades de CO2 en la etapa de calcinación, donde la piedra caliza se transforma en óxido de calcio (cal virgen), y también en la quema de combustibles fósiles en los hornos. Si agregamos esto a la toda la explotación de las arenas y piedras, el hierro para la armadura, su transporte hasta la obra para ser agregado a la mezcla, podemos comprender el impacto de cada decisión de un proyecto en el medio ambiente. Otros materiales de construcción, como la cerámica, los ladrillos y el plástico, requieren grandes cantidades de energía para fabricarse, ya que los minerales utilizados en ellos deben extraerse y tratarse en procesos energéticamente intensivos.

© ArchDaily
© ArchDaily

Es importante tener en cuenta que existen dos tipos de emisiones de carbono en relación a los edificios: el Carbono incorporado y el Carbono operacional. Este último se refiere a todo el dióxido de carbono emitido durante la vida útil de un edificio, como el consumo de electricidad, calefacción, refrigeración, entre otras actividades.

Planta de energía y centro de recreación urbana CopenHill / BIG. Image © Rasmus Hjortshoj
Planta de energía y centro de recreación urbana CopenHill / BIG. Image © Rasmus Hjortshoj

Comprender la cantidad de energía o carbono incorporado en los materiales de construcción es esencial para especificar proyectos más conscientes. Un 'material sostenible' en un lugar puede tener una alta carga de energía en otro, debido a la disponibilidad local y al tipo de transporte involucrado, por ejemplo.

Un método estandarizado para cuantificar los impactos ambientales de los edificios, desde la extracción de materiales y la fabricación de productos hasta el final de su vida útil y eliminación, es el Análisis del ciclo de vida (Life Cycle Assessment – LCA). Mediante una metodología cuantitativa, se obtienen resultados numéricos que reflejan las categorías de impacto y proporcionan comparaciones entre productos similares. La Universidad de Bath (UK), por ejemplo, ha estimado el contenido energético de los principales materiales utilizados alrededor del mundo.

Nest We Grow / UC Berkeley + Kengo Kuma & Associates. Image © Shinkenchiku-sha
Nest We Grow / UC Berkeley + Kengo Kuma & Associates. Image © Shinkenchiku-sha

También existen otras herramientas y tecnologías que prometen facilitar el proceso. Autodesk, junto con Carbon Leadership Forum, en colaboración con otras empresas de construcción y software, ha desarrollado la herramienta Embedded Carbon in Construction Calculator (EC3), que está disponible para todo público en versión beta. La idea es proporcionar a los usuarios la información que necesitan para tomar decisiones más informadas sobre el carbono incorporado de cada elemento de un edificio, impulsando soluciones inteligentes, conscientes y accesibles incluso para los que no son especialistas. Como siempre, la consciencia en la toma de desiciones y las opciones disponibles es la mejor manera de hacer que los procesos sean más inteligentes y sostenibles.

Public Toilets in Zuzhai Village / cnS. Image © Siming Wu
Public Toilets in Zuzhai Village / cnS. Image © Siming Wu
Sobre este autor/a
Cita: Souza, Eduardo. "Carbono incorporado en los materiales de construcción: qué es y cómo calcularlo" [Carbono incorporado nos materiais de construção: O que é e como calcular] 03 ene 2020. Plataforma Arquitectura. (Trad. Franco, José Tomás) Accedido el . <https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/931223/carbono-incorporado-en-los-materiales-de-construccion-que-es-y-como-calcular> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.