Enseñar arquitectura a través del cine

Enseñar arquitectura a través del cine

Este artículo fue publicado originalmente en Common Edge.

La arquitectura es un campo de estudio en el cual los programas universitarios de otras disciplinas no suelen profundizar. Los únicos cursos que plantean cruces son los de investigación sobre historia del arte, pero allí, los estudiantes aprenden que la arquitectura es tan solo un conjunto de estilos diversos que se fueron transformando a través de los milenios -como si tan solo fuera una forma de expresión visual-.

Hace algunos años, generé una serie de propuestas para concientizar a los estudiantes -no arquitectónicos- sobre qué es la arquitectura y cuál es su papel en el mundo. La Universidad de Hartford, donde me encontraba trabajando en la facultad de arquitectura, abrió una búsqueda de ideas para el desarrollo de nuevos cursos interdisciplinarios electivos abiertos a todos los estudiantes universitarios, cuyo fin sea el de explorar la relación existente entre dos o más disciplinas. Personalmente, y como a muchos arquitectos, a mi siempre me ha gustado el cine. En parte porque creo que los directores de cine y los arquitectos operan de una manera muy similar: reúnen el conocimiento de una gran cantidad de personas para crear experiencias y atmósferas. En el cine, todo transcurre en el encuadre que se ha montado en la “puesta en escena”, en la arquitectura en cambio, lo relevante es la experiencia tridimensional del espacio -influida por el tiempo-. ¿Podría una experiencia cinematográfica funcionar para los no- arquitectos como un portal de acceso a la arquitectura? ¿Podría permitirnos reflexionar sobre los modos en los que experimentamos nuestro entorno construido y las cosas que este alberga? ¿Qué impacto puede tener la arquitectura en nuestro bienestar?

En colaboración con un colega del programa de cine de la universidad creé lo que, durante los últimos años, se ha convertido en uno de los cursos interdisciplinarios esenciales de Hartford. "La Arquitectura en el Cine" invita a los estudiantes a experimentar la arquitectura como un elemento fílmico crucial, que puede guiar la narrativa de una película, dar carácter a los personajes, o transportarnos a otros mundos.

Metrópolis (Metropolis, 1927). Dirigida por Fritz Lang.[Flickr] Bajo Licencia CC BY-NC-SA 2.0
Metrópolis (Metropolis, 1927). Dirigida por Fritz Lang.[Flickr] Bajo Licencia CC BY-NC-SA 2.0

Por ejemplo, es difícil generar un mundo utópico o uno distópico sin recurrir a la arquitectónica. Metrópolis, la obra maestra de Fritz Lang (1927), logra materializar ambas ideas: genera una utopía para aquellos que gobiernan y viven en la ciudad y una distopía para quienes habitan bajo la superficie de la misma -el proletariado que trabaja para hacer funcionar la metrópolis-. Estos se convierten en lugares reales para el espectador de la película. Otro caso es el de La ventana Indiscreta (1954), un film donde Alfred Hitchcock demuestra cómo es posible resolver el misterio de un asesinato con la ayuda de la arquitectura. Allí, un solo observador, que ocupa un lugar preciso en el espacio a lo largo de la película, es capaz de recoger pistas sobre un misterio observando las actividades diarias de sus vecinos en un complejo de apartamentos de la ciudad de Nueva York. Y si nos preguntamos ¿cómo condicionan los roles de género nuestros movimientos en los espacios urbanos?, la versión cinematográfica de la novela de E.M. Forester tiene la respuesta. A room with a view permite que los estudiantes conozcan cómo en el pasado los hombres poseían una amplia libertad para ocupar cualquier espacio urbano que desearan, mientras que las mujeres, en cambio, poseían grandes limitaciones en su comportamiento, pudiendo visitar solo ciertos lugares de la ciudad y en la mayoría de los casos, con la compañía de un caballero. ¿Cómo se ha modificado hoy en día el acceso a los espacios públicos?. Y si ven a Jack Torrance en El resplandor (1980) de Stanley Kubrick descubrirán que la arquitectura y los espacios de un Hotel pueden ser esencialmente retorcidos. ¿Los lugares pueden realmente estar embrujados o es solo una cuestión de percepción?

Cada una de las 14 películas que abordamos en el curso se encuentra precedida por discusiones y debates. Los mismos se basan en lecturas pre-asignadas, extraídas de textos esenciales como Diseñando sueños: La arquitectura moderna en el cine (2000), de Donald Albrecht, La casa equivocada: La arquitectura de Alfred Hitchcock (2007) de Steven Jacobs, y-quizás uno de los mejores libros sobre la relación entre el cine y el entorno construido- La arquitectura de la imagen: El espacio existencial en el cine (2001), de Juhani Pallasmaa. Después de cada película, estudiamos el papel que posee la arquitectura como como dispositivo narrativo. Nos centramos en los aspectos asociados a la experiencia, expresados a través de seis características clave: espacio/escala, estilo/ornamento, luz, sonido, color y paisaje. Así, cuando vemos El Ciudadano Kane (1941) de Orson Welles, los estudiantes pueden identificar las conexiones emocionales entre los personajes de la película a través de la arquitectura. Una escena particular en la que Kane y su desencantada esposa intentan conversar se desarrolla a través del espacio cavernoso de la sala de su mansión y deja en claro que, a lo largo de los años, esta pareja se ha distanciado bastante, tanto física como emocionalmente. La arquitectura nos muestra el vacío en sus corazones.

El ciudadano Kane (Citizen Kane, 1941). Dirigida por Orson Welles
El ciudadano Kane (Citizen Kane, 1941). Dirigida por Orson Welles

En sus críticas escritas semanales sobre cada una de las películas, le solicito a mis estudiantes que comenten si han tenido experiencias personales similares en los entornos construidos de su día a día. El objetivo es hacer una conexión entre la arquitectura que se ve en la película y los lugares que el estudiante habita. Esto también les da herramientas para poder criticar la arquitectura con la cual interactúan habitualmente, basándose en sus propias percepciones.

Los miembros de la facultad de arquitectura no suelen pasar mucho tiempo con estudiantes de otras disciplinas; los programas de licenciatura preprofesional y profesional están llenos de estudiantes que duermen, comen y respiran arquitectura. Pero vincularse con estudiantes de negocios, de cine, de ingeniería o a futuros psicólogos me recuerda que el diseño no es tan inofensivo: da forma a nuestros recuerdos y nuestros sueños, sea uno arquitecto o no.

Galería de Imágenes

Ver todoMostrar menos
Sobre este autor/a
Cita: Crosbie, Michael J . "Enseñar arquitectura a través del cine" [Teaching an Appreciation for Architecture Through Film] 03 feb 2020. Plataforma Arquitectura. (Trad. Maiztegui, Belén) Accedido el . <https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/933063/ensenar-arquitectura-a-traves-del-cine> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.