Dimensiones mínimas y configuraciones eficientes para baños pequeños

Dimensiones mínimas y configuraciones eficientes para baños pequeños

Tener acceso a un baño es, por sobre todo, un factor de dignidad. Por más básico que parezca, la OMS (Organización Mundial de la Salud) estima que 2 mil millones de personas en todo el mundo no cuentan con instalaciones de saneamiento básicas, como baños o letrinas. Además, este saneamiento inadecuado causa 432.000 muertes al año, principalmente por diarrea, además de ser un factor agravante para varias enfermedades tropicales desatendidas, como gusanos intestinales, esquistosomiasis y tracoma. En 2010, la ONU (Organización de las Naciones Unidas) consideró el saneamiento como un derecho básico, así como el acceso al agua potable.

Casa Pavilhão / Andreia Garcia Architectural Affairs + Diogo Aguiar Studio. Image © Fernando Guerra | FG+SG
Casa Pavilhão / Andreia Garcia Architectural Affairs + Diogo Aguiar Studio. Image © Fernando Guerra | FG+SG

Aunque hoy el baño es mayormente privado, no siempre fue así . En la civilización romana, las letrinas colectivas también eran lugares de socialización y debate. Barbara Penner [1], profesora de la Escuela de Arquitectura de Bartlett, UCL, señala que "Antes de la aparición de la salud pública, fue la invención moderna de la privacidad lo que causó una ruptura decisiva en las actitudes anteriores hacia el cuerpo, generando un gran impacto en la historia de la humanidad. El aumento de la privacidad resultó en la privatización general de los baños occidentales, aunque esto no sucedió de manera uniforme o al mismo tiempo. Y dado que lo privado se ha equiparado cada vez más con lo exclusivo, no es sorprendente que los baños privados, y a menudo muy lujosos, aparecieran por primera vez en las casas aristocráticas o burguesas europeas. Hasta la década de 1920, y a veces mucho después de eso, los pobres urbanos y rurales continuaron utilizando instalaciones comunitarias (que seguían siendo sitios de socialización) y baños públicos, duchas y piscinas. Pero la privacidad y las preocupaciones sobre la decencia también han comenzado a dar forma a estos establecimientos; dichos espacios comunitarios se redujeron y los baños públicos se subdividieron de manera más rigurosa para garantizar la segregación entre hombres y mujeres y, con tabiques y cubículos, hombres con otros hombres y mujeres con otras mujeres". El concepto de los baños privados al interior de los edificios no es, por lo tanto, algo tan antiguo.

Apartamento na Avenida Gago Coutinho / Atelier 106. Image © do mal o menos
Apartamento na Avenida Gago Coutinho / Atelier 106. Image © do mal o menos

Además, cuando se habla de baños, entran en juego una serie de cuestiones culturales. El inodoro o sanitario a modo de asiento es más común en el mundo occidental. En el oriente, la posición de cuclillas es común y la pieza es llamada generalmente baño de estilo turco. La organización de un inodoro, un lavamanos (lavabo) y una ducha, bañera o ambos, tampoco está muy extendida en el mundo. En algunos países, el espacio del baño se divide en dos habitaciones separadas. En otros, el uso de bidé sigue siendo popular.

Casa no Restelo / aspa. Image © do mal o menos
Casa no Restelo / aspa. Image © do mal o menos

Al ser una de las habitaciones más pequeñas y complejas de una casa, ya que contiene equipos y varias instalaciones hidráulicas, es esencial que su proyecto esté bien pensado. La investigadora Penner va más allá y dice que "el baño conecta nuestra vida cotidiana con la infraestructura de agua, desechos y saneamiento a gran escala". Y aunque somos conscientes de su importancia, habitualmente este es un espacio que termina reduciéndose al máximo para permitir que otras habitaciones sean más cómodas. Aunque es un lugar de permanencia temporal, es necesario diseñarlo para que sea cómodo, incluso si tiene dimensiones muy pequeñas. Un baño mal diseñado puede ser una gran molestia, y los cambios posteriores son costosos. Ya hemos cubierto cómo diseñar baños asequibles y seguros para las personas mayores, cuáles son los mejores revestimientos e iluminación, e incluso qué aspecto tendrán en el futuro. Esta vez hablaremos sobre las dimensiones mínimas y las configuraciones más eficientes para baños pequeños

Apartamento no Largo do Carmo / Aurora Arquitectos. Image © do mal o menos
Apartamento no Largo do Carmo / Aurora Arquitectos. Image © do mal o menos

Tomando el ejemplo de una organización tradicional de inodoros, lavamanos y duchas, es posible lograr un baño funcional en aproximadamente 2.4 metros cuadrados. Cuando la intención es diseñar un baño mínimo, es vital tener en cuenta algunas medidas, especialmente el espacio libre que se debe dejar alrededor del dispositivo. La siguiente figura muestra el mínimo posible y las dimensiones ideales que se deben dejar para un uso adecuado de inodoros, lavamanos y duchas, respectivamente.

© Eduardo Souza (ArchDaily)
© Eduardo Souza (ArchDaily)

Con estas dimensiones en mente, es posible desarrollar diferentes configuraciones, que deberían ser adecuadas para cada situación, facilitando la ubicación de ventanas, puertas, estructura e incluso puntos de drenaje y alcantarillado. Las opciones son diversas, pero a continuación presentamos dos plantas tradicionales para baños pequeños. La configuración cuadrada entrega medidas muy justas, ya que se adapta al espacio de la ducha, que termina en una esquina. En este caso, el arquitecto dificilmente podrá renunciar a una caja con puertas de correderas o bisagras.

© Eduardo Souza (ArchDaily)
© Eduardo Souza (ArchDaily)
Apartamento Omar / INÁ Arquitetura. Image © Nathalie Artaxo
Apartamento Omar / INÁ Arquitetura. Image © Nathalie Artaxo

En la opción rectangular, el espacio de circulación es igualmente limitado, pero el área de la ducha termina siendo más libre. Esto incluso permite prescindir de una tina o cabina de ducha, ahorrando valiosos centímetros y un poco de dinero. Además, su longitud generalmente coincide con el tamaño de una habitación tradicional, lo que puede facilitar la resolución de la planta.

© Eduardo Souza (ArchDaily)
© Eduardo Souza (ArchDaily)
AUTOHAUS / Matt Fajkus Architecture. Image © Charles Davis Smith
AUTOHAUS / Matt Fajkus Architecture. Image © Charles Davis Smith

En ambos casos, es posible cambiar elementos de lugar e incluso las puertas. En general, es más agradable, al abrir la puerta, enfrentar el lavamanos que el inodoro. Pero cada proyecto, usuario y arquitecto tiene sus propias preferencias y trucos a la hora de resolver la configuración de un baño. Mientras se tomen ciertas precauciones mínimas, las posibilidades son ilimitadas.

* La intención de este artículo es presentar dimensiones mínimas para casos extremos, en los cuales los metros cuadrados disponibles no son suficientes para incorporar todos los servicios necesarios con holgura. Es importante considerar que existen países con regulaciones específicas que, por supuesto, deben respetarse estrictamente, especialmente abrazando la accesibilidad universal. Revisa a continuación algunos enlaces útiles:

Notas
[1] Barbara Penner, “We shall deal here with humble things”, Places Journal, November 2012. Accessed 23 Jun 2020. https://doi.org/10.22269/121113

Sobre este autor/a
Cita: Souza, Eduardo. "Dimensiones mínimas y configuraciones eficientes para baños pequeños" [Dimensões mínimas e layouts típicos para banheiros pequenos ] 27 jun 2020. Plataforma Arquitectura. (Trad. Franco, José Tomás) Accedido el . <https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/942317/dimensiones-minimas-y-configuraciones-eficientes-para-banos-pequenos> ISSN 0719-8914
Leer comentarios

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.